El documental sobre abusos sexuales que Hollywood silencia

Uno de los involucrados es el director de la saga X-Men, Bryan Singer, sobre su casa se dice: “Era muy intenso: todos esos niños, corriendo con su mini bañador y rodeados de un montón de hombres viejos de la industria”

Corey Haim y Corey Feldman (que aparece en el documental) sufrieron abusos sexuales por parte de un conocido agente, Martin Weiss Corey Haim y Corey Feldman (que aparece en el documental) sufrieron abusos sexuales por parte de un conocido agente, Martin Weiss

Hace un año vio la luz el documental “An open secret” (Un secreto a voces), una cinta que ha incomodado a la industria del cine en Hollywood, la cual ha tratado de silenciarla durante todo este año con bastante éxito, ¿por qué? El documental trata sobre testimonios de ex niños actores que denuncian supuestos abusos sexuales que sufrieron por parte de directores de casting o directores de cine.

El documental dirigido por Amy Berg ha tratado de sortear las trabas que le ha impuesto Hollywood para lograr distribución. Finalmente, consiguió pasar directamente a Netflix.

Los productores ni siquiera han logrado promocionar el trailer a través de plataformas habituales como YouTube. Sólo hay un clip en la edición estadounidense de la revista Elle.

Nicholas Stojanovich, quien participó en su niñez en la película “A quién ama Gilbert Grape”, es uno de los que cuenta su historia.

Uno de los famosos involucrados es el director de la saga X-Men, Bryan Singer. La propia realizadora del documental contó: “Hace cinco años me invitaron a una en la casa de Bryan Singer. Duré 15 minutos. Me sentí muy incómoda y con ganas de salir de allí. Era muy intenso: todos esos niños, corriendo con su mini bañador y rodeados de un montón de hombres viejos de la industria“.

El actor Michael Egan, el actor de 31 años, denunció hace unos meses a Singer de haberlo drogado y abusar de él cuando era un adolescente, pero luego Egan retiró su demanda.

cover_7516

Egan fue descubierto en una audición por Marc Collins-Rector, el fundador de Digital Entertainment Network (DEN), famoso por crear shows para niños que grababa en su casa con la ayuda de su novio, el millonario Chad Shackley y la ex estrella infantil de Disney, Brock Pierce.

En esa misma casa organizaba fiestas para que jovencitos y productores de la industria del cine de Hollywood “congeniasen”, afirma el actor.

Collins-Rector terminó huyendo a Marbella luego de ser acusado de abusos sexuales a principios de 2000. Lo detuvieron en España en 2002 y fue extraditado a EEUU, donde admitió haber transportado a menores a través de estados a cambio de sexo.

Otro de los testimonios del documental es Evan H, quien cuenta los abusos que sufrió desde los 11 hasta los 16 años por parte de su manager, Martin Weiss y cómo consiguió enviarlo a prisión en 2012, gracias a grabar una conversación en la que confirmaba que había abusado de él todo ese tiempo.

En ese entonces, Weiss era uno de los agentes más poderosos de la industria y quien supuestamente también abusó de Corey Feldman y Corey Haim.

Tenía 15 años. Miro aquellas fotos y veo que todos los hombres que me rodeaban son pedófilos. Puede que yo dijera que sí, pero solo era un niño“, confesó Feldman”.

Weiss sólo cumplió seis meses de condena.

Amy Berg, directora del documental, y Evan H., en el estreno en el DOC NYC

Amy Berg, directora del documental, y Evan H., en el estreno en el DOC NYC

Hay un momento del documental en el que un ex niño actor, Joey C., se enfrenta a Michael Harrah, un jefe de comité del Sindicato de Actores (SAG) encargado de gestionar el trabajo con niños. “No me gustó cuando me hiciste dormir en tu cama y tocarte. Lo odié”, dice.

Harrah, quien no sabía que estaban grabándolo, le responde: “Eso fue algo que no querías y no lo debí hacer, pero no hay forma de que lo podamos borrar”. Luego que esas declaraciones se hicieron públicas, Harrah renunció a su cargo.

Otros famosos casos: Woody Allen, Klaus Kinski y Roman Polanski

¿Qué tienen en común estos tres nombres, además de una notoria adscripción al mundo cinematográfico con reconocidas trayectorias de éxito? Pues que los tres son pederastas públicamente denunciados por sus propias hijas, los dos primeros, e incluso condenado por la justicia de Estados Unidos por violación de una menor en el caso de Polanski.

Dylan Farrow ha reiterado en su blog el trato que recibió de su padre Woody Allen, quien abusó de ella desde la infancia. Algo parecido ha contado la hija de Kinski en un libro publicado, contando con la aseveración y el apoyo de su hermana. A pesar de la continuidad en tales prácticas aberrantes, nunca han tenido que responder por sus reiterados delitos. Polanski, a pesar de que tiene una sentencia de prisión sobre sus espaldas que le impide visitar Estados Unidos, no fue extraditado por las autoridades suizas, en un gesto extraordinario. Nunca han rendido cuentas, ni se han arrepentido, ni indemnizados a sus víctimas. Hollywood, algo más que la ciudad de los sueños.

Hazte socio

También te puede gustar

2 Comments

  1. 1

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>