Dos nuevos hallazgos se suman a la lluvia de avances con células madre adultas

No es necesario destruir embriones para seguir avanzando en la investigación con células madre y obtener resultados terapéuticos esperanzadores. Dos n…

No es necesario destruir embriones para seguir avanzando en la investigación con células madre y obtener resultados terapéuticos esperanzadores. Dos nuevos hallazgos con células adultas así lo demuestran y vienen a sumarse a los ya obtenidos hasta ahora. Mientras tanto, los estudios con las embrionarias siguen fracasando.

Un equipo de médicos españoles, utilizando un láser, logran implantar células madre obtenidas de la médula ósea de dos pacientes en sus propios corazones con graves problemas cardiacos. Las operaciones se realizaron con éxito y los dos pacientes evolucionan favorablemente.

Unos días antes, científicos de Estados Unidos consiguen aislar células madre de la sangre a partir de tejido adiposo humano. Con estas células los investigadores creen que se puede reconstruir la médula ósea de pacientes sometidos a radiación para combatir el cáncer de la sangre.

Por otra parte, Benedicto XVI alentó este miércoles, 27 de junio, este tipo de investigaciones “pues en este caso se respeta la dignidad de la persona humana”, dado que no se eliminan embriones humanos ni se experimenta con ellos.

3.000 millones de células vía láser

El equipo del hospital madrileño de La Princesa que logró hace unos días, por primera vez en Europa, realizar un implante de células madre en un corazón utilizando un rayo láser repitió la misma técnica con un segundo paciente.

Los enfermos, una mujer de 68 años y un varón de 59, no tenían muchas posibilidades de mejorar su calidad de vida, después de padecer repetidas anginas de pecho que habían dañado gravemente su corazón.

Tras decidirse a participar en el ensayo clínico que les propuso el jefe de Cirugía Cardiovascular de La Princesa, Juan Duarte Manzanal, se sometieron a una operación que no duró más de 90 minutos.

En ese tiempo se les extrajeron células madre de la médula espinal de la cadera. Una vez tratadas y sin necesidad de someterlas a cultivo, se obtuvieron entre 150 y 200 mililitros de células.

Al mismo tiempo, una incisión de unos 10 centímetros en el pecho de los pacientes permitía acceder al ventrículo izquierdo de su corazón y, con una sonda láser provista de tres agujas, éstas iban inyectando las células madre en los tejidos inflamados a medida que el láser iba haciendo las perforaciones en el músculo cardiaco.

En total se inyectaron entre 2.500 y 3.000 millones de células mononucleares, entre las que estaban las adultas, que son las que acaban regenerando las partes del corazón dañadas y por las que no corre la sangre.

Grasa contra el cáncer

Desde la Universidad de Pittsburg, en Estados Unidos, a mediados de junio llegaba la noticia de que un equipo de científicos estadounidenses aislaron células madre de la sangre a partir de tejido adiposo humano, según reveló un informe presentado en la reunión de la Sociedad Internacional de Medicina Regenerativa que se realizó esos días en Toronto, Canadá.

Los investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburg informaron de que las pruebas sugieren el descubrimiento de una importante fuente de células para reconstruir la médula ósea de pacientes bajo radiación para combatir cáncer de la sangre.

El tejido adiposo tiene la capacidad de expandirse o contraerse según los parámetros nutritivos y para ello requiere un ajuste del suministro de sangre y del tejido conjuntivo o estroma.

Estudios anteriores habían constatado que la fracción de tejido adiposo correspondiente a lo que se denomina ‘estroma vascular’ contiene células madre que, a su vez, crean un tipo especial de células o ‘pericitos’ que rodean los vasos capilares más pequeños.

Según el informe, el doctor Albert Donnenber, director del Laboratorio de Células Madre Hematopoyécticas del Instituto del Cáncer de la Universidad de Pittsburgh, logró aislar la fracción del estroma vascular de tejido adiposo humano.

A partir de allí, Donnenberg aumentó el número de esas células en un cultivo especial que duró entre 21 y 42 días. Mediante un sistema de selección celular, el grupo de científicos encabezado por Donnenberg detectó las células hematopoyécticas (de la sangre) entre las demás células que se encontraban en diversas etapas de diferenciación.

Incluso detectaron células CD34+ en aproximadamente la misma frecuencia con que se manifiestan en la médula ósea. Según Donnenberg, esto indica que las células madre hematopoyécticas son parte integral del tejido adiposo.

El Papa, por la dignidad humana

Este tipo de investigaciones con células madre adultas cuenta con el apoyo, entre otras personalidades, investigadores y organizaciones, de Benedicto XVI.

El Papa alentó precisamente este miércoles, 27 de junio, a un grupo de científicos que buscan terapias para el corazón a partir de la investigación con células madre adultas.

Los expertos, entre ellos muchos médicos, que participaban en un Congreso internacional sobre células madre adultas, organizado por la Universidad La Sapienza (La Sabiduría) de Roma, estuvieron presentes en la semanal audiencia general que concede el Papa.

Al final del encuentro, en el que participaron unos siete mil peregrinos, el pontífice les saludó en el Aula Pablo VI y aprobó su objetivo de “desarrollar la terapia celular antóloga en el ámbito cardíaco, a través del uso de las células madre adultas, pues en ese caso se respeta la dignidad de la persona humana”, dijo el Papa, dado que no se eliminan embriones humanos ni se experimenta con ellos.

“En este sentido, la posición de la Iglesia, sufragada por la razón y la ciencia, es clara: la investigación científica debe ser justamente alentada y promovida, a condición de que no tenga lugar en detrimento de otros seres humanos, cuya dignidad es intangible desde las primeras fases de la existencia”, dijo Benedicto XVI a los científicos.

Artículos relacionados:

Células madre: “Seis verdades innegables” para no destruir embriones humanos

¿Adiós a las inyecciones de insulina?: Diabéticos se recuperan con sus propias células madre

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>