“Doy gracias a Dios”, dice Falcao tras hacer un ‘hat-trick’ que dio la Supercopa al Atlético de Madrid

El jugador colombiano del Atlético de Madrid Radamel Falcao fue la figura indiscutible del partido jugado este viernes, 31 de agosto, en el Est…

El jugador colombiano del Atlético de Madrid Radamel Falcao fue la figura indiscutible del partido jugado este viernes, 31 de agosto, en el Estadio Luis II de Mónaco, con presencia de la familia Grimaldi, en el que su equipo se impuso al Chelsea en la Supercopa de Europa por un contundente 1-4.

El ‘Tigre’ Falcao, que se declara cristiano evangélico, dio la victoria al Atlético de Madrid gracias a su ‘hat-trick’ que, sumado al gol de Miranda, hundió a un Chelsea desaparecido del terreno de juego, en un partido dominado de principio a fin por los colchoneros.

En el minuto 6 llegó el primer gol de la estrella rojiblanca, cuando Falcao levantó el balón ante la salida de Cech, tras un pase de Koke. El 0-2 cayó en el minuto 19, cuando Falcao elevó el balón con una parábola a la escuadra por encima de del portero del Chelsea. Veintiséis minutos después, de nuevo el ‘Tigre’ cruzaba un balón ante ante Cech para situar el 0-3, tras un contragolpe de Arda Turan. Y el 0-4 llegaba en el minuto 60, tras aprovechar Miranda un rechace después de un saque de falta. El definitivo 1-4 se reflejaba en el marcador cuando Cahill marcaba el gol del honor en el minuto 75 tras un rechace en el área.

“Gracias a Dios”

Tras el partido, Radamel Falcao, se mostró de lo más por el triunfo obtenido por su equipo en la Supercopa y quiso antes que nada dar “gracias a Dios” por haber cumplido el “sueño” de marcar esa “cantidad de goles” en un partido inolvidable, donde además fue nombrado ‘Mejor Jugador’ de la final.

Soñaba con poder hacer esta cantidad de goles. Doy las gracias a Dios. El equipo hizo un gran partido, estamos felices y ahora hay que trabajar para mantener este nivel”, afirmó.

El ‘Tigre’ rojiblanco, que recibió del ex delantero del FC Barcelona Patrick Kluivert el premio al mejor del partido, indicó que el Atlético hizo un partido “muy bueno” y agradeció el apoyo de los más de 6.000 aficionados atléticos que se dieron cita en Mónaco.

“Cree y verás la Gloria de Dios”

No es la primera vez que Falcao muestra públicamente sus creencias religiosas. Ya lo hizo tras la final de la Europa League celebrada en mayo de 2012, donde también fue elegido mejor jugador de esa final, cuando nada más acabar el encuentro contra el Atlético de Bilbao, al que ganó por 3-0, dijo ante las cámaras de Telecinco: “Estoy muy agradecido a mis compañeros y al cuerpo técnico. Dedico la victoria mi esposa a Dios, a mi familia y a todos los hinchas del Atlético”.

“Cuando llegué al Atlético de Madrid dije que quería llegar a Bucarest y ganar esta final. Gracias a Dios por este regalo que me ha dado”, añadió entonces el jugador rojiblanco.

En ese partido, lució una camiseta en la que se podía leer “Believe. And you’ll see the Glory of God” (Cree. Y verás la Gloria de Dios). No eran unas palabras más o menos religiosas, sino una frase de Jesús que recoge el texto del Evangelio de Juan, concretamente Juan 11:40 (Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?).

Cabe recordar que Falcao es cristiano evangélico desde pequeño. En su Colombia natal, en Bogotá, se congregaba en la Iglesia Casa sobre la Roca. En entrevistas refiere que su estabilidad y valores “se lo debo a la educación que recibí en mi casa y a Dios, quien me ha dado el equilibrio para saber quien soy y mantener los pies sobre la tierra”.

Una grave lesión (en el ligamento cruzado anterior y el menisco en la rodilla derecha) fue la que cambió la vida al futbolista cuando jugaba en Argentina en el River Plate. Fue un parón en su meteórica carrera como futbolista, ya que estuvo casi diez meses parado.

Ese tiempo le hizo tocar fondo, reflexionar y afianzarse aún más en su fe en Jesús: “Saqué fuerzas de Dios para recuperarme y seguir jugando al fútbol”.

Falcao tiene algunas similitudes con Kaká, en su vivencia personal y espiritual. Al igual que el también evangélico Kaká, es bastante tímido y lleva una vida muy apegada a su familia.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar