Duran Lleida asegura que la cuestión educativa es motivo de ruptura

El secretario general de CIU y presidente de Unió Democràtica, Josep Antoni Duran Lleida, calificó de “grave” lo sucedido el miércoles en la votación …

Forum Libertas

El secretario general de CIU y presidente de Unió Democràtica, Josep Antoni Duran Lleida, calificó de “grave” lo sucedido el miércoles en la votación sobre la cuestión de la enseñanza laica. Por este motivo, decidió convocar este jueves al mediodía una reunión de la permanente del Comité de Gobierno de la formación democristiana, para analizar la situación del debate en el pleno de la cámara autonómica sobre el nuevo Estatuto. El dirigente, que no es diputado autonómico pero que sigue muy de cerca las negociaciones como líder de uno de los socios de la federación, dijo este jueves que el rechazo de los nacionalistas al modelo educativo “debe condicionar” el voto final como mínimo al mismo nivel que la cuestión de la financiación. “El dinero es muy importante, pero la libertad aún lo es más. La libertad de los padres para elegir la escuela de sus hijos es, para nosotros, un elemento determinante en nuestra posición”, explicó a la agencia EFE.

 

En esta línea, Duran denunció que, “después de hablar tanto de inconstitucionalidad, el Parlamento aprobó, con los votos del tripartito, un modelo educativo que no sólo atenta contra la Constitución, sino también contra los pactos internacionales suscritos por el Estado español”. Tras recordar que también es “muy importante” el asunto de la financiación, el líder democristiano (también portavoz de CIU en el Congreso de los Diputados) reiteró que, para la federación o al menos para Unió, el voto final “también lo debe condicionar el rechazo a las propuestas de la federación sobre educación”. Como conclusión, dijo que el modelo aprobado con 74 votos a favor y 61 en contra “deteriora un modelo de sociedad de futuro” que impide que su partido esté de acuerdo.

 

Cabe destacar que el Estatuto sólo se puede bloquear si votan en contra un mínimo de 46 diputados, cifra que permitiría dejar los apoyos en menos de 90 (los dos tercios). Para que esto se produzca, es necesario que Convergència i Unió diga ‘no’. La posibilidad de que, por la cuestión de la enseñanza, sea sólo Unió la formación que se oponga, junto con el PP, haría insuficiente el intento de bloqueo, porque los democristianos sólo tienen 13 escaños y los populares, 15 (en total, 28, a 18 de los necesarios).

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar