Durante años, los salarios han perdido peso: ¿quién pagará la crisis?

“La fiesta se ha acabado y ahora toca decidir quién paga la bacanal. Los que se han apropiado privadamente de los beneficios ahora pretenden socializa…

La fiesta se ha acabado y ahora toca decidir quién paga la bacanal. Los que se han apropiado privadamente de los beneficios ahora pretenden socializar las pérdidas”. Con estas palabras denunciaba el pasado 1 de mayo el secretario general de CC.OO. Catalunya, Joan Coscubiela, la pérdida de peso de los salarios sobre el total de la riqueza nacional.

 

Los trabajadores no deben pagar los platos rotos y, por lo tanto, los salarios deben crecer de acuerdo con los beneficios empresariales”, añadió el secretario general de UGT Cataluña, Josep María Álvarez.

 

Además, ante la nueva etapa de diálogo social anunciada por el presidente Zapatero después de ganar las elecciones, los secretarios generales de CC.OO., Jose María Fidalgo, y de UGT, Cándido Méndez, definieron sus posiciones en la celebración del Primero de Mayo: “No aceptaremos ningún mensaje de moderación salarial ni reforma laboral para superar la crisis económica”.

 

Y es que, tras más de un decenio de constante crecimiento económico que no se ha reflejado en los sueldos, el Gobierno no puede pedir ahora contención en los salarios. Ese es el mensaje que los sindicatos han lanzado al Ejecutivo de Zapatero.

 

Estamos en una crisis de valores, la de un modelo de crecimiento inmoral porque está basado en la especulación”, añadieron los responsables sindicales.

 

Perdida de peso salarial

 

Como se puede observar en la siguiente tabla, confeccionada a partir de los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el peso de los salarios sobre el conjunto de la riqueza se ha reducido en 2,5 puntos porcentuales desde 1996.

 

Además, desde que gobierna el PSOE, los salarios han perdido más poder adquisitivo. De hecho, si en 2003 el peso salarial era del 48,4%, en 2006 ya había bajado hasta el 46,5% (1,9 puntos menos), es decir, un 78% del total reducido en el período analizado.

 

DISTRIBUCIÓN DE LA RIQUEZA NACIONAL

(en porcentaje)

Año

Asalariados

Empresarios

Impuestos

1996

49,0

42,3

8,7

1997

49,7

41,3

9,0

1998

49,5

41,1

9,4

1999

49,5

40,6

9,9

2000

49,6

40,5

9,9

2001

49,2

41,2

9,6

2002

48,7

41,6

9,7

2003

48,4

41,6

10,0

2004

47,7

41,9

10,4

2005

47,1

42,0

10,9

2006

46,5

42,4

11,1

 

Al mismo tiempo, los beneficios empresariales han ganado terreno, sobre todo a partir de 2003, con el Gobierno socialista.

 

Si en todo el período analizado los empresarios han mantenido prácticamente el porcentaje del peso de sus ingresos sobre la riqueza (sólo un incremento de 0,1 puntos más), no se puede decir lo mismo a partir de 2003, cuando los socialistas acceden al poder (marzo de 2004).

 

En menos de tres años, el peso de los ingresos empresariales sobre la economía pasó del 41,6% en 2003 al 42,4% (0,8 puntos más) en 2006.

 

El Estado se forra’

 

Otro tanto ha sucedido con los impuestos recaudados por el Estado, el gran beneficiado del crecimiento económico. Si en 1996 el peso de los impuestos en la riqueza era del 8,7%, en 2006 había crecido hasta el 11,1%, o sea, 2,4 puntos más (28%).

En la ‘era Zapatero’, el crecimiento del peso de los impuestos sobre la economía ha sido de 1,1 puntos porcentuales.

 

Cabe preguntarse en qué ha invertido ese beneficio el Estado, ya que las desigualdades no se han corregido de forma satisfactoria para los más necesitados, como ha sucedido en los casos de la Sanidad, la Educación, la vivienda social o los medios para la correcta aplicación de la Ley de Dependencia, por poner algunos ejemplos.

 

Por otra parte, hay que recordar que la media del peso de los salarios sobre la riqueza en la Unión  Europea es mucho mayor que en España, tal como informábamos el pasado mes de marzo de 2007.

 

Según los datos de un informe interno de la Comisión Europea, “la participación de los salarios ha alcanzado los niveles históricos más bajos en los últimos años” en la zona euro.

 

Sin embargo, mientras en la UE esa participación era del 64% en 2006, en España sólo alcanzaba en 2005 el 52,75%, siempre atendiendo a los datos de la Comisión Europea. Contrastada con la información del INE, la comparación resulta todavía más sangrante.

 

Artículos relacionados:

 

El primer trimestre de 2008 desmonta los cálculos de Solbes: con suerte, se crecerá al 1,8%

 

El desempleo en España experimenta la mayor subida trimestral en 15 años

 

Cuando la economía crecía, ZP redujo el gasto social: Con la crisis, ¿qué sucederá ahora?

 

El sueldo medio español debería subir un 59% para equipararse con Europa

 

La brecha salarial se agranda: Los ejecutivos del Ibex-35 cobran 46 veces el salario medio

 

El sueldo de los ejecutivos sube casi un 31%; el de los asalariados, sólo un 3,4%

 

Los salarios de los españoles, diez años en el congelador

 

El actual salario mínimo en España es casi la mitad que el de la media europea

 

Los sueldos en la economía: En Europa caen, en España se desploman

 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>