E-Cristians se opone a la Ley LGTB del Parlamento de Cataluña por considerarla “impresentable”

En relación a la ‘Proposición de Ley derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transexuales y para la erradicaci&oacu…

En relación a la ‘Proposición de Ley derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transexuales y para la erradicación de la homofobia, lesbofobia y transfobia’, que se encuentra en trámite parlamentario para ser aprobada, la asociación e-Cristians ha lanzado un comunicado en que considera que se trata de una ley “impresentable”.

La asociación, que preside el miembro del Pontificio Consejo para los Laicos, Josep Miró i Ardèvol, considera que la propuesta de ley contiene aspectos anticonstitucionales y que provoca un marco de indefensión jurídica para las personas o organizaciones que no son favorables a la ideología de género y a la creación de la homosociedad.

E-Cristians recuerda que los obispos de Cataluña han calificado de “desacertada” la Propuesta de ley “por las graves consecuencias que puede tener en el ejercicio de los derechos humanos de la libertad religiosa, de pensamiento y de conciencia de los ciudadanos de Cataluña”. Además, afirma que se trata de una Ley “que otorga privilegios a un colectivo en particular, en lugar de corregir discriminaciones”.

“Esos privilegios están basados en una trampa profunda -prosigue la asociación-. La discriminación es sobre las personas y, por lo tanto, corregir la discriminación es corregir aquellas situaciones personales que se producen, pero eso no quiere decir hacer apología de las ideas que tienen esas personas tal y como propone el redactado de la Propuesta de ley. Que el colectivo LGTB no tenga que ser discriminado por su condición sexual no debería implicar que en las escuelas se tenga que enseñar la teoría de género y la homosexualidad. El Proyecto de ley incurre en el adoctrinamiento de una determinada ideología”.

La ley “criminaliza” a la Iglesia católica

Por otro lado, según el comunicado el redactado de la ley “criminaliza a los representantes eclesiales y a la Doctrina social de la Iglesia católica sobre esta materia”, ya que “las prácticas homosexuales son contrarias a sus enseñanzas”.

La asociación hace referencia al artículo 258 referente a la ‘Castidad y homosexualidad’ del Catecismo, que dice así:

“La homosexualidad designa las relaciones entre hombres o mujeres que experimentan una atracción sexual, exclusiva o predominante, hacia personas del mismo sexo. Reviste formas muy variadas a través de los siglos y las culturas. Su origen psíquico permanece en gran medida inexplicado. Apoyándose en la Sagrada Escritura que los presenta como depravaciones graves (cf Gn 19, 1-29; Rm 1, 24-27; 1 Co 6, 10; 1 Tm 1, 10), la Tradición ha declarado siempre que “los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados” (Congregación para la Doctrina de la Fe, Decl. Persona humana, 8). Son contrarios a la ley natural. Cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. No pueden recibir aprobación en ningún caso.”

E-Cristians asume que la propuesta ya está en un avanzado trámite parlamentario y que por ello no puede caer, pero, de todos modos hace tres peticiones: que se elimine el apartado de régimen sancionador; que se elimine la inversión de la carga de la prueba, “que anula la presunción de inocencia y obliga al denunciado a demostrarse libre de los cargos que se le imputen”; y que “de forma inmediata” se elabore una ley de carácter general contra la discriminación para poner fin a los privilegios que la Ley LGTB establece.

Hazte socio

También te puede gustar