Efectivamente, lo peor no ha llegado…Llegará en octubre.

Coincido plenamente con este artículo. En Madrid donde, a diferencia de Barcelonaflota un ambiente más distendido -en general- o las cos…

Forum Libertas

Coincido plenamente con este artículo. En Madrid donde, a diferencia de Barcelonaflota un ambiente más distendido -en general- o las cosas se toman más "a coña" -con perdón de la expresión- hay una enorme preocupación, muy poco propia de una ciudad tan abierta y vividora.

Su tejido empresarial es muy distinto al catalán -tipos de empresas, tamaños, sectores- pero ya en todos los círculos la preocupación es muy creciente. Empieza a haber síntomas, si no de angustia, sí de ansiedad, diría yo. Ya no se trata de inmigrantes, jóvenes, personal poco cualificado o empleados de nivel medio. Hablo de gente pudiente, profesionalmente muy cualificados, con un nivel de ingresos (y gastos) elevados que se va de vacaciones -con sus familias- a la sierra(julio) y/o a la playa (agosto) y no sabe lo que va a pasar a la vuelta en octubre.

No sabe lo que va ser de sus despachos -propios o en los que prestan sus servicios- o si las clínicas privadas van a resolver sus acuerdos de colaboración -les atan contratos mercantiles o son autónomos- o si la empresa les va, finalmente, a despedir.

Hazte socio

También te puede gustar