Efectivamente, ni legales ni ilegales…

Amigo José Luis Martiricorena: Está claro que la monstruosidad es que se provoquen abortos, estén o no contemplados en la ley de despenalización. Es h…

Forum Libertas

Amigo José Luis Martiricorena: Está claro que la monstruosidad es que se provoquen abortos, estén o no contemplados en la ley de despenalización. Es horrible que se haya llegado a la aceptación social del aborto provocado.

También está claro que no fuimos los católicos los que pedimos y aprobamos esta ley inícua en su día. Sin embargo,¿cuál puede ser el camino más eficaz para eliminar esta lacra y, a la vez, devolver a la sociedad la consciencia de lo que realmente es?

Pienso que lo más indicado es pedir primero el cumplimiento estricto de la ley, que aunque injusta, no ha dejado de considerar el aborto como un crimen, si bien no lo castiga en casos muy determinados.

Este rigor de por sí ya haría disminuir enormemente el número de abortos. Si a esto se le añade una concienciación de la gente y el instrumentar medidas de ayuda "de verdad" a la mujer embarazada, entonces, creo que la derogación definitiva está cantada. Recemos y actuemos para que así sea. Dolores Casanellas

Hazte socio

También te puede gustar