Einstein: descifrar el libro de Dios

Breve resumen de una entrevista al historiador Jürgen Renn, uno de los investigadores que con mayor detalle y profundidad ha estudiado la vida y obra de este gran genio

Para Einstein, “la posibilidad de leer las leyes de la naturaleza era como descifrar el libro de Dios”, afirma Renn Para Einstein, “la posibilidad de leer las leyes de la naturaleza era como descifrar el libro de Dios”, afirma Renn

Jürgen Renn, director del Instituto Max Planck para la Historia de la Ciencia, en Berlín, es sin lugar a dudas uno de los investigadores que con mayor detalle y profundidad ha estudiado la vida y obra de este gran genio llamado Einstein. Jürgen habla siempre con pasión desbordante de Albert Einstein.

En estos días se conmemora su centenario. El 25 de noviembre del año 1915 fue cuando Einstein presentó la formulación de la nueva teoría de la gravitación. Jürgen Renn, este importante historiador, y más aun de la vida de Albert Einstein, recibió para entrevistarle al diario El Mundo en el Max Planck. He aquí parte de esta ilustrativa, gratificante y colosal entrevista:

Un siglo después. ¿Cuál es la contribución más importante de la Relatividad General a la Humanidad?:

  • Lo fundamental es que ahora comprendemos el Universo mucho mejor que antes. Hoy sabemos que vivimos en un universo muy diferente, mucho más dinámico, y hemos revisado nuestra concepción de nociones fundamentales como el espacio y el tiempo.

¿La utilidad de la Relatividad General tiene mucho más que ver con la comprensión de nuestro universo?:

  • ¡Sin duda! Einstein demuestra cómo la investigación teórica es valiosa como una actividad cultural que nos permite comprender mejor nuestro lugar en el Universo. Y también de cómo esta investigación básica puede tener aplicaciones impredecibles. El propio Einstein dijo:
    • “Si dejáramos el tema de la iluminación sólo en manos de los ingenieros, tendríamos lámparas de petróleo cada vez mejores, pero careceríamos de electricidad”.
    • “Porque la electricidad surgió de investigaciones motivadas únicamente por la búsqueda de conocimiento”.
  • Pero Einstein siempre se aseguró de mirar el mundo desde una distancia que le permitía estar dispuesto a ir a contracorriente cuando lo consideraba necesario.
  • Y no siempre acertaba, se equivocó en algunas ocasiones, pero también logró varias revoluciones científicas.
  • Eso fue porque se atrevió a pensar de manera diferente a los demás. Y ésa fue la clave de su genialidad.

Einstein a veces citaba a Dios. ¿Cree que en algún sentido fue un hombre religioso?

  • Es difícil responder. No creía en un Dios personal, pero quizás sí aceptaba la existencia de en un ser divino que se reflejaba en las leyes del Universo. Para él, comprender el funcionamiento del Universo era una forma de veneración religiosa.
  • Ésa era su religión. Por eso, de vez en cuando decía cosas como «Dios no juega a los dados», que era una manera irónica de hablar, pero también reflejaba que para él, de alguna manera, la ciencia era una forma de hablar con Dios.
  • La naturaleza objetiva del Universo era algo que veneraba como si fuera una revelación divina. No creía, desde luego, en ninguna religión tradicional, en ninguna religión del Libro, pero para él, la posibilidad de leer las leyes de la naturaleza era como descifrar el libro de Dios.

¿Qué podemos aprender hoy de su pacifismo y su activismo en defensa de los derechos humanos?

  • Einstein comprendía la política de su tiempo, y él hizo un gran esfuerzo por intentar comprender la naturaleza humana. Y rechazaba toda forma de nacionalismo o fanatismo, así que de Einstein podemos aprender que el conocimiento científico y la racionalidad pueden unificar a toda la Humanidad por encima de razas, credos o nacionalidades.
  • Ante todo, él creía en el gran poder unificador de la ciencia, porque la veía como un gran proyecto humano de colaboración internacional.
  • Se preocupó mucho por las armas nucleares, y creyó que la única solución sería alguna forma de gobierno mundial.
  • Al mismo tiempo, también se preocupó mucho por el sufrimiento individual de los refugiados, un problema que sigue siendo muy actual.
  • De todo esto podemos aprender mucho, porque Einstein rechazaba la ciencia que se encerraba en una torre de marfil, y consideraba que era su deber afrontar los problemas de su tiempo. Ojalá muchos científicos de hoy siguieran su ejemplo.

Más allá de su prestigio en la comunidad científica, Einstein es el gran icono mundial de la genialidad y la sabiduría. ¿Por qué?

¿Cree que se merece semejante nivel de adoración colectiva?

  • Sí, sin duda se lo merece, por dos motivos. Primero, porque su propia trayectoria vital le obligó a atravesar todos los grandes conflictos del siglo XX: se opuso a la Primera Guerra Mundial y fue un refugiado de la Segunda Guerra Mundial.
  • Así que, por un lado, le tocó estar en el medio de todos los conflictos fundamentales del siglo XX. Pero es que además, las posturas que adoptó nunca fueron simplemente para tomar partido por un bando, sino para intentar comprender el lado racional y humano de cada conflicto.
  • Einstein es un símbolo positivo porque siempre se puso del lado de la paz, la reconciliación, la racionalidad y el progreso. Así que creo que hoy sigue siendo una referencia que puede ayudar a orientarnos en el mundo de hoy, más allá de que fuera un gran científico en todos los campos, y además un científico sin prejuicios, jamás de mente estrecha. Por eso me parece plenamente justificado su estatus como icono mundial de sabiduría.

¿Es Einstein el científico más grande de todos los tiempos?

  • Bueno, intuitivamente mi respuesta sería que sí, pero eso depende de la escala de tiempo. Si consideras la influencia de alguien como Aristóteles a la hora de forjar nuestra manera de comprender el mundo durante dos milenios, creo que también era un gran científico, teniendo en cuenta los medios de su época.
  • Así que hay unas cuentas figuras excepcionales de esta talla, aunque desde luego no tendría dudas de que Einstein es el más grande del mundo moderno, sobre todo por su lado humano.
  • Hay otros grandes científicos, pero ninguno muestra la misma preocupación de Einstein por la Humanidad.

En estos tiempos de terrorismo generalizado, de discordias y de enfrentamientos, nos viene bien el testimonio y el ejemplo de este gran científico, que además de conseguir importantes logros en el mundo de la investigación universal, intentó conseguir también el gran objetivo de humanizar la sociedad.

 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>