El abad de Gandia: “Si el Estado adoctrina en la escuela, cometerá un abuso sexual”

“Para enseñar la no discriminación no hace falta alterar la sexualidad de nuestros niños”, ha afirmado en un artículo de la revista ‘Passió’

El abad-mitrado de Gandia (Valencia), Ángel Saneugenio, ha afirmado en un artículo publicado en la revista Passió que “para enseñar la no discriminación no hace falta alterar la sexualidad de nuestros niños”, y que “si el Estado hace adoctrinamiento en la escuela estará cometiendo un abuso sexual”.

En el artículo Jesucristo: modelo y sentido para el hombre, publicado en el libro oficial de la Junta Mayor de Hermandades de Semana Santa de la ciudad, Saneugenio señala que “una de las grandes batallas que tendrá -y tiene de hecho ya la Iglesia-, es la batalla contra la ideología de género. Lo que algunos expertos en la materia no han dudado en calificar como un presunto abuso sexual infantil”.

“Se está cometiendo abuso infantil al alterar la percepción sexual de nuestros niños”

Saneugenio añade en su texto que “en los casos de homicidio el bien jurídico que se protege es la vida, en el caso del hurto es la propiedad, y en el caso de abuso sexual de niños el bien jurídico es la indemnidad”. “Estamos hablando de que aquí se está cometiendo abuso infantil al alterar la percepción sexual de nuestros niños”, asegura, para añadir que “el ejercicio de autonomía sexual se ejerce con la mayoría de edad, por lo tanto, los gustos sexuales son percepciones personales y no antes”.

Según Saneugenio, “denunciar la ideología de género no implica negar ayuda a los homosexuales y transexuales, combatiendo los discursos de odio y de discriminación contra estos colectivos”. Ahora bien, advierte de que ante la “imposición ideológica que podría vulnerar el derecho a la libertad religiosa y ante esta intoxicación ideológica contra los menores, los cristianos, desde el más absoluto respeto a la diversidad pero sin someternos a sus postulados ideológicos, tenemos que tomar conciencia de lo que somos y queremos ser, del modelo de hombre a quien seguimos, del proyecto que Dios ha pensado para nosotros”.

Hazte socio

También te puede gustar

4 Comments

  1. 1

    Sí señor, pura y dura lógica y sentido común. Ahora sólo queda que los Obispos se comprometan de verdad en la lucha activa, clara y rotunda, contra la ideología de género (que ya va siendo hora y llegan tarde, pero más vale tarde que nunca) y organicen actos públicos denunciando esta aberración, realcen entrevistas en los grandes medios de comunicación (en Estados Unidos da gusto ver cómo los Obispos y Cardenales están frecuentemenete entrevistados en NYT, WP, WSJ, CNN, ABC), haciendo notar su voz y luz, así como ordenando a sus sacerdotes que traten permanentemente al diabólica ideología de género en sus homilías, y no las banalidades que dicen la inmensa mayoría. ¿ O es que el 0,7% los tiene silenciados, que es lo que parece, con escasísismas y honrosísimas excepciones? Independencia y seguimiento de Cristo, jerarcas de la iglesia Católica española, que no sé qué hacéis!!!

  2. 2

    Por culpa de la ideología de género, los homosexuales pueden dejar de ser comprendidos, y más que por nosotros por el magma multicultural que nos han impuesto.

  3. 3

    Porque no creo que a los musulmanes les haga ninguna gracia que se adoctrinar a los niños de esa confesión en la ideología de género.

    Por cierto, si su nombre, según sus defensores, es teoría de género, debe aceptar pasar por el filtro del método científico. O no?

  4. 4

    De hecho, eso es abuso de autoridad màs que sexual…pero tomando en cuenta que en casi o creo todas las constituciones de los paices està que se considera violación tanto tocamientos indebidos como mostrarle a un menor algo sexualmente explìcito, creo que tiene sentido lo que dice

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>