El abad de Montserrat considera que se debe tener en cuenta la opinión de Bono respecto al aborto

El máximo representante de la abadía de Montserrat, el abad Josep Maria Soler, se ha desmarcado de las críticas de la Iglesia a l…

El máximo representante de la abadía de Montserrat, el abad Josep Maria Soler, se ha desmarcado de las críticas de la Iglesia a la nueva ley del aborto que promueve el Gobierno socialista. Además, opina que algunos aspectos de la nueva norma pueden favorecer la reducción del número de abortos en España.

En una entrevista que publica el diario catalán La Vanguardia con fecha de 25-26 de diciembre de 2009, el padre Soler realiza una declaraciones que entran en conflicto con voces autorizadas de la Iglesia católica en nuestro país. El cardenal Lluís Martínez Sistach, arzobispo de Barcelona manifestó la opinión contraria de la Iglesia a la reforma legislativa que prepara la ministra de Igualdad Bibiana Aído. En este sentido, la Conferencia Episcopal Tarraconense, órgano aglutinador de los obispos catalanes, realizó un comunicado en el que denunciaba la crisis moral en la que desembocaba la reforma abortista. La propia Conferencia Episcopal Española ha censurado en repetidas ocasiones la cultura de la muerte que promueve el Gobierno de Rodríguez Zapatero llegando a desarrollar una campaña a favor de la vida y contra el aborto.
Al admitir que la nueva ley pueda aportar cosas positivas el padre Soler se sitúa al margen de las palabras de los obispos catalanes y de los del resto de España. Además, defiende la postura del socialista ‘católico’ José Bono, presidente de la cámara de los Diputados del que dice que “hay que tener en cuenta su opinión”.
A la pregunta “¿Está de acuerdo en negar la comunión a los diputados católicos que han votado a favor de la nueva ley del aborto?”, el abad contesta: “Yo estoy a favor de la vida, y en consecuencia, contra el aborto, aunque entiendo que las leyes de un país no tienen por qué coincidir necesariamente con todos los criterios de la moral católica. Hay una encíclica del papa Juan Pablo II en la que se dice lo siguiente: “Cuando no sea posible evitar o abrogar completamente una ley abortista, un parlamentario puede lícitamente ofrecer su apoyo a propuestas encaminadas a limitar los daños de esa ley y disminuir así los efectos negativos en el ámbito de la cultura y de la moralidad pública. Obrando de este modo no se presta una colaboración ilícita a una ley injusta: antes bien se realiza un intento legítimo y obligado de limitar sus aspectos inicuos” (Evangelium vitae. Punto 73)”.
Cuando es interrogado sobre si la nueva ley del aborto “evita males mayores” el padre Soler responde: “No lo sé. Puede que algunos de los cambios introducidos tengan como resultado una reducción real del número de abortos. No lo sé. El presidente del Congreso de los Diputados sostiene que sí y hay que tener en cuenta su opinión. Pero algunos obispos y algún estudio que yo he leído piensan que no. Creo que los parlamentarios católicos estaban obligados a votar de acuerdo con su conciencia”.
En este último punto se observa como el abad se muestra incapaz de manifestar un juicio contra la ley admitiendo que esta pueda aportar cosas buenas. Sin embargo sí que se muestra conocedor del nuevo Estatut de Cataluña del que opina abiertamente: “Si el Constitucional se inclinase por el hachazo, habría una gran decepción”. También se muestra profundamente conocedor del Evangelium vitae de Juan Pablo II para dudar de que la conducta de los políticos católicos no sea consecuente con sus creencias votando a favor de una ley contraria a la vida, aunque no recuerda la claridad meridiana con la que se manifiesta el Magisterio de la Iglesia respecto el aborto:
“EC 2273. El derecho inalienable de todo individuo humano inocente a la vida constituye un elemento constitutivo de la sociedad civil y de su legislación:
[…] Estos derechos del hombre no están subordinados ni a los individuos ni a los padres, y tampoco son una concesión de la sociedad o del Estado: pertenecen a la naturaleza humana y son inherentes a la persona en virtud del acto creador que la ha originado”
“EC 2274. Puesto que debe ser tratado como una persona desde la concepción, el embrión deberá ser defendido en su integridad, cuidado y atendido médicamente en la medida de lo posible, como todo otro ser humano.”
Los casos Bono y Gallardón, según Pedro J. Ramírez
En relación a los comentarios del padre abad sobre Bono cabe recordar que alguien tan poco sospechoso de ser un gran pro vida, el director del diario El Mundo, Pedro J. Ramírez, ha escrito en su carta semanal del domingo sobre la caída en desgracia de la conciencia de los políticos frente a la obediencia a los propios partidos.
Cita el caso de un José Bono del que todos esperaban un signo de fidelidad a su autopropagada y autopublicitada identidad católica rompiendo la disciplina de voto “para estar a bien con su conciencia”. La decepción, según el periodista, ha sido mayúscula al asistir a su argumentario.
Bono ha explicado que la ley anterior era mala habiendo llegado a convertirse en un coladero de abortos que no entraban dentro de los supuestos. Esta necesidad de reforma, recuerda Perdro J., no significa que la que se va a aprobar “sea buena”. Este hecho ha provocado que “hayamos asistido […] a la alambicada abdicación del propio Bono de la consecuencia con sus tantas veces proclamadas y airadas convicciones religiosas”.
Otro ejemplo de sometimiento al partido sacrificando las propias convicciones, según el director de El Mundo, lo encontramos en el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, que recientemente ha asumido como un “error” propio el haber pedido a Rajoy “ir en las listas” para las Elecciones Generales pasadas. Según Pedro J., las disculpas de Gallardón son “un gesto de sometimiento y rendición a la mediocridad de la vida partidista”.
Gallardón y Bono, Bono y Gallardón son dos nombres que se suman a la listas de políticos que pasan por alto convicciones personales para plegarse a intereses partidistas por lo que son opiniones descafeinadas que pierden toda la identidad, identidad que, por otro lado, les situó donde están.
Noticias relacionadas:
Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>