El abismo demográfico japonés

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE

Algunos creen que quienes advertimos de las catastróficas consecuencias del invierno demográfico de Occidente somos unos exagerados, unos apocalípticos. No hay para tanto. Bueno, quizás no venga mal mirar a Japón, un país que nos lleva algo de delantera en esto del hundimiento demográfico y además a través de los ojos de un medio neutro como The Week, nada sospechoso de tremendismo.

Allí podemos leer lo siguiente:

"Los japoneses tienen ahora una de las tasas de fertilidad más bajas del mundo, y al mismo tiempo una de las tasas de longevidad más altas. Como resultado, su población está cayendo rápidamente y el peso de los más mayores no deja de crecer. Tras llegar a un máximo de 128 millones hace siete años, la población japonesa no deja de disminuir y está ya cerca a una pérdida de un millón al año. En 2060 el gobierno japonés estima que que la población se situará en 87 millones, con casi la mitad de los mismos por encima de los 65 años. Sin un cambio dramático en la tasa de nacimientos o en sus políticas restrictivas de inmigración, Japón sencillamente no tendrá suficientes trabajadores para pagar las pensiones y entrará en una espiral demográfica mortal. Y sin embargo los bebés no llegan".

¿Cómo era aquello de que cuando las barbas de tu vecino veas mojar? Y sin embargo, por aquí, los bebés no sólo tampoco llegan, sino que eliminarlos resulta que es casi el derecho más sagrado e inviolable.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>