El Ajax de Amsterdam destapa las contradicciones en el sistema de valores de la sociedad europea

El Ajax de Ámsterdam, club de referencia para el fútbol mundial, acaba de anunciar que prescindirá de los símbolos judíos que formaban parte de su ima…

El Ajax de Ámsterdam, club de referencia para el fútbol mundial, acaba de anunciar que prescindirá de los símbolos judíos que formaban parte de su imagen como gesto de solidaridad con los miles de muertos en el genocidio provocado por los nazis. El presidente de la entidad, John Jaakke, reveló la decisión argumentando que “las muestras de ostentación de ser un presunto equipo hebreo no tienen matriz histórica, lo cual es peligroso y doloroso”. En esta línea, añadió que no quiere “que crezca el odio antisemita”. El hecho de que sea un club sin origen hebreo ni identidad ligada a esta cultura y religión justificaría una medida de estas características. Lo triste es que la directiva haya decidido por fragilidad la eliminación de unos signos que se habían incorporado por solidaridad.

Esa solidaridad había existido en Holanda durante los años posteriores a la ocupación nazi. Así lo explica Vittorio Pavoncello, presidente de la sociedad deportiva judía más importante de Italia (el Maccabi Italia): “La tradición hebrea del Ajax no tiene matriz judía. Las expresiones de su afición son un recuerdo en memoria de los fallecidos en los campos de concentración. Los holandeses, por ejemplo, pusieron la estrella de David en sus bicicletas como signo de solidaridad”. En la misma línea, el directivo italiano recuerda que “la selección holandesa, con varios jugadores del Ajax, disputó la final del Mundial de Alemania’74 exhibiendo una estrella de David en recuerdo de los deportados”.

En cualquier caso, la medida tomada en el club de la capital holandesa no deja indiferente a nadie, especialmente entre los aficionados. Unos la ven muy bien y otros la critican por varios motivos. Pero más allá de la diversidad de opiniones, la noticia destapa la gran contradicción que existe en el sistema de valores de la sociedad europea. Por un lado, se promueve la solidaridad en momentos concretos pero luego, en el día a día, se muestra una enorme fragilidad ante desafíos como el del antisemitismo. Y en el caso del Ajax, además, esto se produce precisamente cuando el mundo mira hacia Auschwitz (Polonia), donde acaban de conmemorarse los 60 años de la liberación del campo de exterminio nazi.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>