El alcalde de Barcelona exalta la visita del Papa por su “dimensión mundial” mientras CiU guarda un incomprensible silencio

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, ha difundido a través de los medios de comunicación una carta a través de la cual da una c&…

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, ha difundido a través de los medios de comunicación una carta a través de la cual da una cálida bienvenida al Papa Benedicto XVI a la Ciudad Condal en referencia a la próxima visita pastoral fijada para el 6 y 7 de noviembre en la ciudad.

En la misiva, titulada “Benedicto XVI, bienvenido a Barcelona”, el socialista constata que Barcelona “es una ciudad reconocida en todas partes por la calidez con la que sabemos tratar a nuestros huéspedes”, motivo de orgullo, según el alcalde de “todos los barceloneses y barcelonesas”.
Hereu cree que es una oportunidad para mostrar al mundo cómo es Barcelona: “Una ciudad que trabaja por la paz y la cooperación entre las ciudades y los pueblos, y que hace del civismo y la convivencia su bandera” y añade: “una ciudad tolerante, abierta y plural, capaz de integrar y dar cabida a todas las religiones y culturas, y al mismo tiempo orgullosa de sus tradiciones y de su historia. Una historia que nadie podría entender sin la aportación fundamental que la Iglesia católica y todos aquellos que profesan la religión católica han hecho y hacen a nuestra manera de ser colectiva y a los valores que hoy propugnamos”.
Cuando el huésped que nos visita tiene el significado espiritual y la dimensión mundial de Su Santidad Benedicto XVI –prosigue Hereu-, se nos reclama un esfuerzo adicional para hacer que su estancia entre nosotros sea una experiencia única y un recuerdo imborrable. Tanto para él y los muy numerosos ciudadanos que se sienten identificados, como por los millones de personas que estos días tendrán la mirada puesta en nuestra ciudad. Y, en definitiva, por tal que redunda en beneficio de Barcelona, su gente y su prestigio internacional”.
El líder socialista agradece al Santo Padre “que haya querido presidir el acto de dedicación al templo de la Sagrada Familia”, según el político, “una de nuestras señas de identidad más queridas”. Por ello pide a los barceloneses “dar la bienvenida al Papa Benedicto XVI, que nos honrará los próximos 6 y 7 de noviembre”.
Finalmente, el máximo dirigente del consistorio barcelonés, exhorta a la ciudadanía a “adornar vuestros balcones y ventanas” para dar la bienvenida al Papa Benedicto XVI “recogiendo el sentir de todo el Ayuntamiento”.
Silencios injustificables y excusas injustificadas
Con esta iniciativa Jordi Hereu asume una posición muy digna, a la altura de lo esperable de un alto cargo político en un acontecimiento de esta envergadura y relevancia. Esta actitud decidida que ha tomado el alcalde Hereu aún hace más incomprensible el silencio público que ha mantenido el presidente municipal de CiU, Xavier Trias, que no se ha manifestado ni si quiera contra el impresentable texto de un teniente alcalde de Barcelona, Ricard Gomà, que calificó al Santo Padre de “la cara más rancia y más oscura de la Iglesia”, ni sobre la visita del obispo de Roma a la ciudad de los votantes que representa.
Una de las voces que desde la política se han mostrado más críticas con la visita del Santo Padre ha sido el máximo responsable de la política de Inmigración en Cataluña, el miembro de ERC Oriol Amorós, comparó al imán de una mezquita de Lleida, Abdelwahab Houzi (conocido por sus posturas radicales), con el Papa Benedicto XVI y afirmó que “son dos visiones bastante conservadoras y retrógradas de sus propias religiones”.
En representación de la Generalitat, la consejera de Trabajo, Mar Serna ha valorado las manifestaciones de Amorós afirmando que la equivocación estuvo en la valoración ya que no son personalidades que representen lo mismo, ya que uno es un jefe de Estado. De esta forma Serna da la razón al secretario de Inmigración ya que no censura que se haya calificado al Papa de visión “retrógrada” del catolicismo. La consejera utiliza un elemento formal para no descalificarlo.
La visita, un buen ‘negocio’ para Barcelona
El Ayuntamiento de Barcelona calcula que la visita del Papa, el 6 y 7 de noviembre, tendrá “un impacto económico positivo” para la ciudad de 29,8 millones de euros. Así lo ha anunciado este jueves, 28 de octubre, la concejala de Seguridad y Movilidad, Assumpta Escarp, quien ha informado de que la cifra responde a dos tipos de ingresos. Por una parte, las pernoctaciones, las compras, las comidas y el uso de los transportes efectuados por los visitantes generarán unas ganancias de 25,2 millones de euros, mientras que los 4,6 millones restantes responderán a los beneficios ocasionados “en términos de proyección de la imagen de Barcelona al mundo”.
El consistorio, que gastará 370.000 euros en la adecuación de las calles, en información y en el refuerzo del centro de coordinación de emergencias de la calle de Lleida (a lo que habrá que añadir los costes en seguridad, servicios sanitarios y limpieza), ha vuelto a valorar la visita del Pontífice y se ha mostrado convencido de que este acontecimiento propiciará que el 18% de la población mundial vea imágenes de Barcelona a través de los medios de comunicación.
14.000 fieles en la Monumental
El goteo incesante de demandas y la buena marcha de la campaña de recogida de donativos para sufragar los gastos de la visita de Benedicto XVI a la capital catalana han animado al Arzobispado de Barcelona a ampliar el aforo de público que podrá seguir en directo, a través de pantallas gigantes, la ceremonia que presidirá el Papa en el interior del templo de la Sagrada Família y el ángelus que rezará en la fachada del Neixament. Los responsables de la organización decidieron el pasado miércoles colocar 14.000 asientos -que se sumarán a los 36.000 apostados en el exterior del Templo y a los 7.000 de su interior-.
Los grandes grupos de fieles que han solicitado invitaciones para seguir el acto desde el exterior son los que cuentan con más posibilidades de ser enviados la plaza taurina situada junto a la calle de Marina, vía por la que transitará el papamóvil hacia la Sagrada Família después de girar a la izquierda tras haber recorrido la calle de la Diputació.
Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>