El AVE en Barcelona: cuatro trazados, una polémica

El arquitecto Jordi Bonet Armengol ha afirmado que se tiene “nula experiencia de lo que puede ocurrir” en relación al paso del t&ua…

El arquitecto Jordi Bonet Armengol ha afirmado que se tiene “nula experiencia de lo que puede ocurrir” en relación al paso del túnel del AVE a escasa distancia del Templo de la Sagrada Familia en Barcelona. El experto, en representación de la Junta Constructora de la obra, aporta un informe sobre los cuatro trazados propuestos para el paso del AVE por la ciudad condal. Finalmente se ha optado por “el más peligroso”, según denuncia.

Bonet asegura que el estudio que ha realizado el Ayuntamiento no tiene en cuenta “el efecto de vibraciones por el paso de trenes”, ni tampoco “el catastrófico fenómeno de la resonancia”. Además recuerda el reciente hundimiento del archivo histórico de la ciudad de Colonia a causa de la construcción del Metro en marzo de 2009 y, poco después, el hundimiento de una casa provocado por las obras del metro en Ámsterdam.
Sobre los pilotes que formarán una pantalla entre el túnel y los cimientos del templo, el arquitecto explica que “al ser de hormigón armado todos estos elementos” las colisiones inevitables con la tuneladora “provocarán unas grietas que permitirán que el agua freática llegue al acero de sus armaduras”, con lo que “su oxidación supondrá con el tiempo la ruina de esta obra de ingeniería” del que depende parte de la conservación de la estructura de la Sagrada Familia.
El comunicado esgrime que el templo es “el edificio de más peso de toda la ciudad de Barcelona” y recuerda que “ya está rodeado por dos túneles de metro”. Además, según recuerda el texto, la obra “infringe la Ley del Patrimonio Artístico Catalán que dice que en los entornos de interés nacional se prohíbe cualquier movimiento de tierras que conlleve una alteración grave de la geomorfología y topografía del territorio”.
“Una obra tan arriesgada como la de este túnel a tocar de los monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad (también la casa Milà) representa una muestra de insensibilidad política y de una falta de respeto al Patrimonio”, sentencia el doctor en Arquitectura.
Cuatro trazados para el AVE
El informe que presenta la Junta Constructora analiza los cuatro itinerarios propuestos en relación al proyecto: el paso por el subsuelo central de Barcelona, el paso por el Litoral, el itinerario por el Vallés y el itinerario que circularía por el subsuelo de la calle Aragón.
El informe afirma que el itinerario por el subsuelo del centro del Barcelona responde a “una decisión política, ni técnica, ni urbanística” tal y como lo definió el decano del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Cataluña, Josep Oriol. La situación legal del proyecto, que es el que se ha optado por realizar desde el Gobierno, está pendiente de dos recursos contencioso-administrativos interpuestos en la Audiencia Nacional.
La UNESCO ha lamentado la ejecución del proyecto por esta vía y ha sugerido la posibilidad de contemplar los trazados alternativos. Además, según la Ley del Patrimonio de Cataluña “no se puede hacer ningún tipo de construcciones o de movimientos de tierras a menos de 40 metros de un edificio del Patrimonio”. El coste del túnel siguiendo este trazado ascendería a 179.333.417 euros.
El itinerario por el Litoral constituye la distancia entre Can Tunis y Morrot por la superficie y entre Montjuic hasta la calle Moscú bajo túnel. Una ventaja que aporta esta opción es que se aprovecharían dos kilómetros de túnel ya existente bajo la ciudad de Barcelona. Además, los pocos edificios afectados se situarían a 20 metros del túnel, los pilones de la pantalla del trazado cercano a la Sagrada Familia pasan a 1,12 metros de la fachada de la Gloria del tempo de la calle Mallorca.
Según el informe este trazado alternativo “es de construcción más fácil y su rendimiento es mucho más económico” y haría posible “ampliar los carriles de la Ronda Litoral, Zona Franca y Moll de la Fusta”.
El tercer trazado es el que transcurriría por el Vallés. Prácticamente “el 100% circularía por la superficie y no pasa por ninguna ciudad densamente poblada”, según el documento. Por otro lado “es más seguro, de construcción más fácil y su mantenimiento es el más económico”. Una de las grandes ventajas que aporta este modelo, según el informe, es que los trenes que no tienen parada en la capital catalana “continuarían sin realizar ningún alto”. El coste tanto de esta propuesta como de la del Litoral no tienen un presupuesto establecido, pero estaría siempre por debajo del itinerario actual que es siempre el más caro.
El cuarto itinerario que se propone es el que pasaría por la calle Aragón y la avenida Roma aprovechando un túnel ya existente y perforando otro paralelo o construyendo uno inferior al actual de dimensiones mayores. La ventaja es que “las viviendas estarían a más de 10 metros” del muro del túnel cuando, según la Junta Constructora, en la actualidad estarán a 2 metros. El coste de este trazado ascendería a 158.000.000 de euros.
El arquitecto representante de la Junta Constructora, Jordi Bonet, afirma en referencia a la Sagrada Familia que “jamás se ha construido algo parecido” y nota que todavía “hay tiempo y posibilidad aún de evitar la catástrofe”, aunque es evidente que los riesgos y las consecuencias de seguir con el itinerario actual se manifestarán a largo plazo.
Noticias relacionadas:
Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>