El Ayuntamiento permite un poema blasfemo en la entrega de los premios Ciutat de Barcelona

El presidente del grupo municipal ‘popular’, Alberto Fernández Díaz, abandona la sala tras la lectura de la composición por parte de la poetisa Dolors Miquel en la que pide el aborto “ de los hijos de puta”

La entrega de los premios Ciutat de Barcelona han sido escenario de un episodio desagradable, degradante e hiriente para los católicos. Durante la ceremonia en el Saló de Cent una irreverente Dolors Miquel declamó un poema de bajísimo perfil literario en el que representaba una oración blasfema sobre la Virgen María y en la que pide el aborto “dels fills de puta” (“de los hijos de puta”, en castellano).

El poema fue de principio a fin un despropósito de palabras malsonantes que citaba a la “Madre nuestra que estás en el cielo” haciendo referencia a sus partes íntimas. Una absolutamente desubicada Dolors Miquel tomó los premios Ciutat de Barcelona como un espacio propio en el que escenificar su inaceptable blasfemia. La respuesta del Ayuntamiento de Barcelona y de los presentes: silencio y connivencia.

¿Todos fueron conniventes?

Sin embargo, no todos los presentes aceptaron la situación. Hubo alguien que de forma educada mostró su descontento con lo que estaba sucediendo. La descontrolada situación provocó que el líder ‘popular’ Alberto Fernández Díaz abandonara la sala tras la lectura del poema. La salida del concejal del PP no impidió que el acto siguiera con normalidad. Sólo Óscar Guayabero, que ganó el premio de diseño, lamentó que no estuviera en la sala para recordarle una polémica anterior.

 

Ninguno del resto de los premiados ni las autoridades presentes hicieron referencia al episodio ni mencionaron nada al respecto. Eso sí, el auditorio estalló en aplausos cuando la poetisa finalizó su declamación teatralizada.

Después de eso fue secundario que Josep Maria Esquirol recibiera el galardón al libro de ensayo por La resistència íntima: assaig d’una filosofia de la proximitat. Ramon Monto recogió el premio por la traducción al catalán de Els quaranta dies de la Musa Dag, de Franz Werfel (Edicions de 1984), que recordó el genocidio armenio: “la impunidad con la que se cometió, hizo posible el Holocausto”, dijo. Najat El Hachmi, Pol López, Óscar Guayabero, Edmon Roch o Ricardo Piglia fueron otros de los galardonados.

El periodista Carles Capdevila, afectado por un cáncer, acogió con humor el premio (“no me voy a morir y cuando lo demuestre, no voy a devolver el premio, porque lo voy a repartir con toda la redacción del Ara).

El precedente del Ayuntamiento: “La única iglesia que ilumina…”

La deriva cristianófoba no es nueva en el Ayuntamiento de Barcelona de la alcaldesa Ada Colau. Precisamente la semana pasada ForumLibertas informaba de que el consistorio de la capital catalana promueve en los espacios publicitarios que gestiona una publicidad cuyo objetivo es atacar a la Iglesia. Estos días se pueden ver una serie de carteles en los que aparece una bombilla en cuyo interior se lee: “Las únicas Iglesias que iluminan son las que pagan el recibo de la luz”.

El mensaje publicitario que promociona el Ayuntamiento de la alcaldesa Ada Colau se insiere como marco referencial en la conocida afirmación del histórico anarquista ruso Piotr Kropotkin, que afirmó a comienzos del siglo XX: “La única iglesia que ilumina es la que arde”. Una máxima cristianofóbica utilizada en la actualidad por sectores anarquistas, antisistema y, en general, enemigos de la existencia religiosa en la vida pública.

Además, el cartel difunde una idea perversa y absolutamente falsa sobre la Iglesia: que es mal pagadora y no hace frente a sus facturas de luz.
ardeLucus-2

En ese sentido, el propio Alberto Fernández ha hecho público un comunicado en el que reclama a Colau respeto a la iglesia. Alberto Fernández ha asegurado que “este cartel, en todo caso, está dentro del laicismo que publicitan con dinero público y que va en contra de las iglesias, claramente atacando a la iglesia mayoritaria de nuestra sociedad, que es la católica”.

Por otro lado ha afirmado que “esta iglesia católica ‘ilumina’ cada día Barcelona con cientos de iniciativas sociales a través de CARITAS, comedores sociales, labores asistenciales,  de acogida, o casales, entre otras”.

Finalmente, Alberto Fernández ha afirmado que “gracias a todas estas medidas sociales, Barcelona es sin duda una ciudad mejor y más humana” y ha lamentado que “cuando a Colau se le ‘apagan’ las ideas, recurre al populismo y a la demagogia como es en el caso de este cartel”.

 

 

Hazte socio

También te puede gustar

6 Comments

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>