El Ayuntamiento de Barcelona quiere controlar la vida religiosa de la ciudad

Los grupos políticos representados en el Ayuntamiento de Barcelona discutieron, en un pleno celebrado este jueves, sobre varias medidas que prepara el…

Los grupos políticos representados en el Ayuntamiento de Barcelona discutieron, en un pleno celebrado este jueves, sobre varias medidas que prepara el Gobierno municipal para estar presente en foros propios de las confesiones religiosas de la ciudad. El equipo local que dirige el alcalde Joan Clos tiene previsto, a través del Centro Interreligioso que funciona en la capital catalana desde 1998, controlar la vida religiosa local. Las iniciativas que se llevarán a cabo, según la propuesta presentada sólo para el debate y sin votación, están agrupadas en 5 puntos en los que se transmite, como mínimo, una enorme confusión.

 

Entre otras cosas, el Consistorio quiere crear “una Comisión Interreligiosa de la Ciudad de Barcelona que permita abordar el diálogo interreligioso y los retos de la libertad de conciencia y religiosa”. Esta actuación, si se lleva a cabo, implicará retroceder a épocas pasadas, ya que se trata de crear un grupo de representantes religiosos presidido por una administración civil. Es simplemente el mecanismo para crear una autoridad que controle las creencias de los ciudadanos, al más puro estilo del regalismo francés.

 

Por otro lado, el equipo de Joan Clos piensa “participar en las sesiones” del Parlamento Catalán de las Religiones, un organismo interreligioso que se ha creado como consecuencia de la celebración del Parlamento Mundial de las Religiones en el marco del Fòrum Universal de las Culturas Barcelona 2004, jornadas que tuvieron lugar en julio del año pasado. También tiene previsto “impulsar nuevos sistemas de formación e información para el conjunto de la ciudadanía, para los servicios públicos o privados y para las diferentes fes (creencias), con el objetivo de conseguir un mayor conocimiento y una óptima convivencia entre las diferentes expresiones de conciencia y religiosas”.

Separación entre religión y autoridad civil

 

Estas medidas rompen con el principio de separación Iglesia-Estado, del que deriva que los poderes públicos no puedan participar en las decisiones religiosas. El artículo 16 de la Constitución Española es claro en este sentido: “Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley” (16.1); “Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones” (16.3).

 

En el quinto punto de la propuesta del Gobierno local, se anuncia la intención de “impulsar grupos de mediación interreligiosa para hacer frente a los retos que tiene planteada nuestra sociedad y nuestra ciudad”. Cabe recordar que las religiones, a través de sus Iglesias o las representaciones respectivas, se rigen socialmente bajo un estatuto especial, con normas y principios de actuación propios que, de acuerdo con el principio de separación con la administración civil, no pueden aceptar la intromisión de un representante municipal, autonómico o estatal. Una cosa es tener un servicio de información a las religiones y otra bien distinta, controlarlas.

 

En estos momentos, existen en Cataluña dos grandes iniciativas interreligiosas. Una es el mencionado Parlamento Catalán de las Religiones, que nace a partir de creyentes de base de las diferentes confesiones, y otra es el Grupo de Trabajo Estable de las Religiones, que reúne desde hace un año a la representación oficial (por tanto, jerarquía) de las principales creencias presentes. En este caso, el foro cuenta con una representación de la Iglesia católica, algo que no se aceptó cuando el Ayuntamiento creó el Centro Interreligioso de Barcelona y que ahora, si se mantienen las medidas en los términos propuestos, tampoco parece probable que se acepte.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>