El ayuntamiento de Madrid establece un precedente al vetar la ‘procesión atea’ del Jueves Santo

El Ayuntamiento de Madrid ha aclarado que no autorizará la marcha atea convocada para el Jueves Santo mientras se pretenda hacer “ese d&i…

Forum Libertas

El Ayuntamiento de Madrid ha aclarado que no autorizará la marcha atea convocada para el Jueves Santo mientras se pretenda hacer “ese día, a esa hora y en ese espacio” por constituir “una burla, una mofa, de una confesión religiosa”, según ha manifestado el vicealcalde, Manuel Cobo. Cobo ha asegurado que si la manifestación fuera contra otra religión el Gobierno municipal también diría que no.

Los convocantes querían “castigar la conciencia católica” y “hacer daño sin contemplaciones”, según anunció el portavoz de los grupos organizadores: la Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores y la Asociación La Playa de Lavapiés, entre otros.

Manuel Cobo ha afirmado contundente: “No autorizaremos ese día, a esa hora, en ese espacio una burla, una mofa, de una confesión religiosa. Si fuera la misma burla de otra religión diríamos también que no, porque creemos que la tolerancia de esta ciudad permite que la gente tenga sus convicciones, su fe religiosa, y que sea respetada. Y aquí de lo que se trata es de no respetar a una parte muy importante de la ciudadanía madrileña”.

Para el vicealcalde, la convocatoria es “esperpéntica” y no debería ser autorizada tampoco por la Delegación del Gobierno, que es “quien tiene capacidad para dar autorización” a este tipo de eventos en virtud del “derecho recogido en la Constitución”, según ha recordado.

Una provocación poco recomendable

El Gobierno local ha enviado a la Delegación del Gobierno un informe desaconsejando que se dé permiso a las asociaciones convocantes, justificando esta recomendación en que el lugar donde quieren realizarla -el centro de la capital- “recogerá ese día a miles de personas que acuden a procesiones y templos”, además de a los turistas que habitualmente pasean por allí.

Además, también alegan que la celebración de la llamada ‘marcha atea’ en Jueves Santo, “una fecha importante para muchos”, podría “dar lugar a problemas de orden público”, otro argumento a juicio del Consistorio para que se rechace la petición.

Cobo ha insistido en que en el caso de que la Delegación siga pensando “erróneamente” que no se trata de una manifestación sino de “un acto lúdico, un evento, una fiesta” -en cuyo caso sería el Ayuntamiento el que debería dar la autorización-, el Ejecutivo local dirá “rotundamente no” por las mismas razones expuestas en su informe.

“Nosotros no autorizamos el uso de la calle, del espacio público de todos, para ese fin espúreo que plantean los organizadores”, ha insistido el vicealcalde, que no ha querido entrar a valorar las razones que hayan podido llevar a la Delegación de Gobierno a pasarles la responsabilidad de decidir sobre este asunto.

“En Jueves Santo, en el centro de la ciudad, donde son tantas las procesiones que se celebran, nos parece de sentido común (no autorizarlo). Nadie, ni siquiera las personas agnósticas o ateas que respetan a los demás, pueden plantear que se pudiera apoyar un hecho como el que se está presentando”, ha insistido.

Hazte socio

También te puede gustar