El bien genera bien… el mal genera mal

Un amigo que es administrador de fincas, me comentaba que administra una casa que tiene dos escaleras. La escalera A, y la escalera B. El amigo me hac…

Forum Libertas

Un amigo que es administrador de fincas, me comentaba que administra una casa que tiene dos escaleras. La escalera A, y la escalera B. El amigo me hace un comentario que me desconcierta. Me dice; La escalera A, es un desastre, en cambio la escalera B, es magnífica. El hombre me explica el porqué de esta diferencia. La relación de los vecinos de la escalera A, es mala. Abundan los enfrentamientos, pleitos entre los vecinos, desconfianza, después de tantos años de comunidad no se conocen por el nombre. La escalera B la relación entre los vecinos es muy buena, hay incluso una comisión de fiestas para celebrar juntos, verbenas, cumpleaños… se ayudan unos a otros a llevar los niños al colegio o ir a buscarlos. Me comenta que murió un vecino en accidente de coche, y la viuda con tres hijos, fue ayudada por la comunidad a pagar una derrama. Viendo esto, uno se reafirma en la conclusión de que el bien genera a su alrededor más bien, y el mal genera más mal. Y es que las cosas no se producen porqué sí. En los grupos humanos hay personas que generan discordia, enfrentamientos y mal humor, mientras que hay otros que generan buena convivencia, solidaridad y buen humor. El ser humano dispone simultáneamente de una inteligencia individual, y una inteligencia colectiva. La primera, necesaria, sí, pero no siempre es de fiar, porque puede generar los egocentrismos más exagerados. La inteligencia colectiva, la tenemos frecuentemente algo dormida, pero que convendrá potenciar al máximo porqué genera actitudes altruistas y pro sociales. En nuestro código genético, tenemos unas secuencias que velan por la conservación del individuo y otras que velan por la conservación de la especie. Conviene que estas dos potencialidades genéticas, crezcan de forma armónica. El reto estará por tanto en armonizar aquello que es personal dentro del marco de lo que es colectivo. Qué bonito es ver una relación firme y desinteresada entre vecinos. Cuando se produce esto, se produce un aumento del bienestar colectivo, las tareas se simplifican, porqué se ayudan unos a otros, y las potencialidades vitales se despiertan y encuentran el gusto en el altruismo y la pro socialidad. Cuando se da este paso y se ha saboreado la satisfacción de una convivencia positiva, nadie está dispuesto a dejarla perder.

Hazte socio

También te puede gustar