El Brexit llega a los supermercados británicos

La caída de la libra y la incertidumbre creada por la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea ya está afectando directamente a los consumidores británicos

Brexit

Los ciudadanos británicos han visto como la sombra del Brexit está haciendo desaparecer productos tradicionales como la crema de untar Marmite. Unilever, multinacional anglo-holandesa propietaria de productos tan variados como Marmite o los desodorantes AXE, ha tomado la dura decisión de subir un 10% los precios de sus productos para contrarrestar la bajada de la moneda. 

El marco económico europeo no para de sacudirse por la decisión del Reino Unido de salirse de la Unión Europea (UE). Los efectos no han tardado en llegar: multinacionales de todos los sectores se están planteando la idea de reducir la inversión en el país o incluso de dejar de vender determinados productos. A nivel macroeconómico, la libra esterlina sufre su mayor caída en 31 años y se desconoce cómo será la relación comercial entre las islas y el resto del continente a medio plazo.

El Brexit: un problema para los inmigrantes europeos

No solo la inminente salida del Reino Unido de la UE es un grave problema para los británicos, los inmigrantes europeos que trabajan en el país ven con preocupación cómo sus puestos de trabajo peligran por la situación negativa que vive el país. Además del aspecto económico, los casos de racismo contra la población extranjera residente en el Reino Unido se han disparado.

En este sentido, la Federación de Alimentos y Bebidas del Reino Unido ha pedido que se aclare qué tipos de garantías van a tener los inmigrantes europeos cuando se produzca definitivamente la ruptura. La federación remarca que el sector de alimentos y bebidas procesadas da trabajo a 400.000 personas y que el 29% son originarios de otros países de la Unión Europea.

La cara amable de la deflación

La caída de la libra, a pesar de que tenga efectos perjudiciales en la economía interna, ha supuesto, sin embargo, una oportunidad para incrementar los beneficios de las exportaciones y del turismo. Hasta que no se establezcan los aranceles, la industria británica ofrece al mercado exterior unos productos a precio más competitivo gracias a la depreciación de la moneda. En el sector turístico, clientes europeos y americanos están percibiendo la bajada de precios y así pueden tener una mayor capacidad de adquisición mientras estén visitando las islas. 

Al margen de este aspecto positivo, la Unión Europea pide al gobierno británico que empiece a definir la salida de la Unión. El primer ministro francés François Hollande ha advertido que la salida de la Unión es una decisión muy seria y que tendrá graves consecuencias. “El Reino Unido ha decidido hacer el Brexit, creo que será un Brexit duro”. También ha recordado que los beneficios de permanecer en la Unión Europea no se pueden tener sin obligaciones como miembro integrante.

 

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>