El calidoscopio de la prensa sobre Aznar y el 11-M

La comparecencia de José María Aznar este lunes, 29 de noviembre, ante la comisión parlamentaria que investiga los hechos relacionados con los atentad…

La comparecencia de José María Aznar este lunes, 29 de noviembre, ante la comisión parlamentaria que investiga los hechos relacionados con los atentados del pasado 11 de marzo en Madrid, así como lo que ocurrió desde esos momentos hasta el día 14, fecha de las elecciones generales en España, ha tenido una amplia repercusión en todos los medios de comunicación. Sin embargo, ante una única realidad, 11 horas de preguntas de los comisionados y respuestas del ex presidente del Gobierno, la prensa generalista española y el diario AVUI de Cataluña ofrecen a sus lectores múltiples interpretaciones de lo que ha ocurrido en el Congreso de los Diputados. Aznar obtuvo una “victoria” o una “derrota” en función del particular prisma de cada medio.

AVUI: “Una comparecencia desafiante

El diario AVUI destaca en su editorial la actitud arrogante y desafiante de Aznar ante las preguntas de los representantes de los diferentes grupos parlamentarios. El AVUI considera que tanto los comisionados como Aznar aprovecharon la comparecencia del ex presidente para ajustar cuentas sobre el pasado. La “supuesta relación entre el terrorismo etarra y el de Al Qaeda –que Aznar considera “incontestable”- y “la hipotética conspiración entre la oposición y grupos de comunicación afines, que lincharon a su gobierno en puertas de unas elecciones generales” centraron la intervención de Aznar, según este diario. La conclusión es que “el Aznar de ayer acumuló todos los errores que explican la derrota electoral de un partido que gobernaba con mayoría absoluta”.

El titular de portada destaca que “Aznar crispa a la comisión”, y en el interior insiste en que “Aznar defiende todavía la hipótesis de la conexión entre ETA y Al Qaeda”. El ex presidente mantiene en todo momento que no escondió nada, incluso contra el criterio policial, dice otro artículo en el interior. Otros titulares interiores se refieren a las críticas de los diferentes grupos con respecto a la falta de previsión de Aznar y su gobierno, al soporte a Bush en la guerra de Irak, a la idoneidad del ex jefe del gobierno para luchar contra el terrorismo y a su responsabilidad por el vuelco electoral, entre otras cuestiones.

ABC: “Contundente Aznar

El editorial de ABC considera que Aznar salió bien parado en su comparecencia, “con un testimonio coherente y lleno de convicción, ordenado en la exposición histórica, razonable en la interpretación de los hechos y comedido en las formas”. Según este diario, “Aznar logró superar su comparecencia y, contra el propósito estratégico de sus interrogadores, hizo que cada uno de ellos tuviera que ponerse a la defensiva”. El editorial concluye que los intentos de sus interrogadores por “sacar de quicio a Aznar… Fracasaron, porque, ciertamente, ayer se vio al mejor Aznar”.

El titular de portada destaca la frase de Aznar de que “Los autores intelectuales del 11-M no viven en desiertos muy remotos” y, ya en el interior, la información insiste en este aspecto, así como en que “Algunos mintieron hasta dar asco para conseguir el vuelco electoral”. También constata que “el ex presidente achaca a Zapatero y Llamazares el mensaje que asoció guerra de Irak y atentados”. En cuanto a la relación entre ETA y Al Qaeda, Aznar considera que “sabemos lo suficiente para pedir que se indague más”. Las acusaciones de imprevisión por parte de su gobierno son defendidas por Aznar, quien argumenta en otro tirular que “En un país con 900 víctimas del terrorismo es temerario hablar de imprevisión”.

EL MUNDO: “Aznar, sólido en la defensa, incisivo al contraataque

EL MUNDO considera que “Aznar se mostró coherente, convincente y sólido” en su comparecencia ante la comisión. El editorial también cree que “sus explicaciones corroboran que el Gobierno que presidió no desarrolló una estrategia de intoxicación o manipulación de los hechos con fines electorales”. Afirma este diario que el ex presidente “no se limitó a atajar los balones que con desigual acierto le lanzaban sus fiscales. También pasó de forma incisiva al ataque”. Por último, en cuanto a la acusación a la SER de fabricar una gran mentira, EL MUNDO cree que “así como sus detractores no pueden probar que su intención, al acusar a ETA del 11-M, era engañar a la opinión pública, tampoco puede Aznar demostrar la intencionalidad de esas mentiras”.

EL MUNDO titula en portada: “Aznar: ‘El 11-M buscaba volcar las elecciones… Ahora no interesa la verdad’”. Y en el interior vuelve a la teoría del ex presidente sobre la intencionalidad política en el 11-M para volcar las elecciones.

EL PAÍS: “Maestro de insidias

El editorial de EL PAÍS considera que “de los varios caminos que tenía, Aznar eligió el de la insidia”, al extender “la sospecha hacia los demás en términos que nadie hasta ahora había osado”. También critica el editorial la obsesión de Aznar por culpar a la SER de conspiración, y destaca “su absoluta irresponsabilidad política y su desprecio por las instituciones representativas”. Concluye EL PAÍS que el ex presidente sembró insinuaciones calumniosas que “indican el nulo sentido de Estado que tiene José María Aznar y su absoluta falta de escrúpulos a la hora de ocultar la verdad y de deformar los hechos”.

En la portada, EL PAÍS insiste en que Aznar considera que los terroristas del 11-M buscaban dar un “vuelco a las elecciones” y, en las páginas interiores, en que “Aznar no admite ni un error en su gestión del 11-M y culpa a ‘otros’ de aprovecharse”. El resto de artículos hace referencia a las críticas de los diferentes grupos de la comisión sobre el comportamiento de Aznar en aquellos días de marzo. Cada titular es una crítica de cada partido, incluyendo también otro con los argumentos de la cadena SER para rebatir las acusaciones de Aznar.

EL PERIÓDICO: “El Aznar de siempre

EL PERIÓDICO DE CATALUNYA destaca en su editorial que Aznar “insistió en el hecho de que no se le ha de reprochar nada, aunque esté claro que mantuvo la autoría de ETA cuando ya se sabía que los indicios iban en otra dirección, y cuando es público que si no hubiera sido por la presión informativa de los medios, los españoles hubieran ido desinformados a las urnas”. También considera que el ex presidente del gobierno se caracteriza por la “incapacidad de admitir el error propio y por la obsesión de desarmar al adversario utilizando todo lo que haga falta, desde una dialéctica distorsionadora de los hechos a la existencia de víctimas”.

Aznar se cierra en banda” es el titular de portada y, ya en el interior, el diario dice que el líder popular asegura que los autores de la masacre buscaban el vuelco electoral. “Tengo la tranquilidad de haber actuado bien”, dice otro titular, aunque el diario añade a continuación en el subtítulo que “El ex presidente del PP saldó su comparecencia sin reconocer ningún error”. También informa EL PERIÓDICO de que Aznar atribuye la derrota del PP a un complot del PSOE y la SER, con el título “La oposición y algunos medios fabricaron una gran mentira”. Un último titular informa de que “El PSOE culpa a Aznar de montar una campaña de infamias”.

LA RAZÓN: “Aznar convence

Con este título, LA RAZÓN considera en el editorial que la intervención del ex presidente ante la comisión del 11-M obtuvo “un balance claramente a favor del compareciente”. “El ex presidente demostró por momentos un arsenal inagotable ante la impericia de alguno de sus interrogadores”, continúa el editorial. También destaca que Aznar insistió en que los atentados tuvieron como objetivo un vuelco en las elecciones. En definitiva, “una jornada vibrante, en la que Aznar estuvo por encima de unos portavoces que parecían esperarle con avidez y que fueron incapaces de articular un discurso creíble, que fuera más allá de los argumentos retóricos. Aznar ganó bien”, concluye el diario.

El titular de portada, “Aznar acusa: el PSOE y ciertos medios montaron ‘una gran mentira para sacar beneficio del 11-M’”, sigue la línea del editorial, al igual que el siguiente artículo en el interior: “Aznar desmonta la campaña de descrédito sobre su Gobierno por el 11-M y pasa de acusado a acusador”. El vuelco de las elecciones sigue estando presente en otras de las informaciones en el interior, así como el “hecho incontestable” del vínculo con ETA.

LA VANGUARDIA: “Ni un dato nuevo

LA VANGUARDIA considera que “su intervención apenas aportó clarificación”, en alusión a la comparencia de Aznar ante la comisión. Y continúa afirmando que “el ex presidente del Gobierno, que asumió el papel de víctima, no hizo autocrítica ni admitió errores en la gestión de la política antiterrorista”, ni en la gestión de la información del atentado más mortífero en España”. Concluye el editorial afirmando que “la comparecencia de Aznar… se basó más en sus opiniones que en hechos y no aportó ningún dato significativo para las tareas investigadoras”. LA VANGUARDIA también cuestiona “el sentido mismo de esta comisión de investigación”.

La portada del diario titula “Aznar: el 11-M se organizó para que el PP perdiera las elecciones”, una tesis repetida en el interior del diario. Otro titular hace referencia a que “El ex presidente no admite errores, sólo algunos fallos en la Guardia Civil de Asturias”. Después de dedicar un titular a cada intervención de los diferentes grupos, todos críticos con Aznar, concluye la información sobre el 11-M con el texto íntegro de la intervención de Aznar y el titular “Tengo la conciencia tranquila sobre mi actuación”.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>