El caso de Eduardo Frei y las izquierdas

El partido demócrata cristiano de Chile ha sido y en alguna medida todavía lo es una referencia para la política de inspiraci&oac…

Forum Libertas

El partido demócrata cristiano de Chile ha sido y en alguna medida todavía lo es una referencia para la política de inspiración cristiana de América Latina y de hecho en todo el mundo. Eduardo Frei fue uno de sus dirigentes más emblemáticos(VER AQUÍ) porquealcanzó la presidencia del país por primera vez en la historia de este partido, poniendo así fin a un largo período de predominio conservador. El gobierno de Frei llevó a cabo importantes modificaciones: la reforma agraria a través de la CORA y la ‘chilenización’ de las minas de cobre, el principal producto de exportación de Chile, primer productor mundial.

La campaña electoral que le llevó a la presidencia en 1964 acuñó un concepto que definía bien la naturaleza del nuevo movimiento político: ‘La Patria Joven‘. Más tarde, en los años 70, durante la dictadura pinochetista que derribó a Allende, Frei y la Democracia Cristiana fueron blasmados acusándolos de apoyo al golpe de estado. Era algo radicalmente falso, evidentemente, pero que, entonces, para las diversas izquierdas, convenía presentarla asíporque en plena guerra fría la Democracia Cristiana era el gran enemigo a batir tanto en el continente americano como en Europa. Ahora que la investigación ha revelado que Frei Montalva fue asesinado y no murió de enfermedad y que la presunción del delito pesa sobre quienes estaban a las órdenes de la famosa policía política de Pinochet, las mismas izquierdas, que cuando estaba vivo lo desprestigiaban, lo levantan como bandera en las actuales elecciones en Chile.

La razón es muy clara, la Concertación, la alianza permanente entre democracia cristiana, socialistas y otros partidos menores que han venido gobernando Chile desde el fin de la dictadura, presenta como candidato a un hijo de Frei, Eduardo Frei Ruiz-Tagle, y por consiguiente les interesa capitalizar esta noticia. La DC tiene legitimo derecho a hacerlo,porque antes y ahora, siempre, ha actuado con coherencia en defensa de la libertad y de la democracia, pero no lo tiene el partido socialista y sus allegados que arrastraron el nombre de Freipor el fango por toda Europa durante los años 70, presentándolo a él y a su partido como aliados naturales del pinochetismo.

Hazte socio

También te puede gustar