‘El Clan de la Foca’, de Michelle Paver

Michelle Paver ya nos había ofrecido una excelente primera entrega de sus Crónicas de la Prehistoria. En esta segunda narración prosigue las aventuras…

Michelle Paver ya nos había ofrecido una excelente primera entrega de sus Crónicas de la Prehistoria.

En esta segunda narración prosigue las aventuras de Torak, su amiga Renn y Lobo. Siendo una continuación tiene entidad propia y, lo que es más importante, no se sostiene sobre el éxito de la primera parte, sino que todo el libro es una fascinante historia cuidada aún en los más mínimos detalles y sin concesiones al efectismo superficial.

Meterse en el mundo prehistórico tiene muchos riesgos para el escritor de novelas. A veces, como sucede en El clan del oso cavernario, que goza de un éxito inmerecido, se cometen numerosas tropelías que atentan contra la lógica. Y en otros casos los autores, por falta de imaginación, se quedan lejos de explotar las posibilidades argumentales de la época.

Michelle Paver logra un preciso equilibrio. Por una parte es una autora que se ha tomado la molestia de documentarse a fondo. De ahí que, sin abandonar el género de la ficción, ofrece un material bien construido y rico en detalles. Se evita así la cansina cantinela de las repeticiones. Por otra parte su imaginación le ha permitido construir una historia entretenida cuyo público va más allá de los más jóvenes aunque estos son sus destinatarios inmediatos.

En una época en que la literatura juvenil adolece de una marcada carencia de autores de referencia y de novelas de cierta entidad, la serie de Crónicas de la prehistoria supone un oasis. Además Michelle Paver educa sin pretenderlo. En un mundo irreal, es capaz de situar lo auténticamente humano, que es lo que engrandece la literatura. Por eso la obra resulta recomendable en todos los sentidos.

El argumento no es nada complicado pero tampoco cae en el simplismo de muchas obras que ahora impúdicamente se difunden por los centros de secundaria.

Torak, meses después de haber derrotado al oso sanguinario, debe enfrentarse de nuevo a los Devoradores de Almas. Estos han propagado una peligrosa enfermedad que pone en peligro la vida de todos los clanes del Bosque. En su búsqueda del remedio entrará en contacto con el Clan de la Foca. Allí conocerá algunos secretos del mar y también algo más sobre el misterio de su padre, Pa.

Es un lugar común que segundas partes nunca fueron buenas. No es este el caso. Bien al contrario nos parece que las próximas entregas, que parece las habrá porque aún hemos de descubrir muchas cosas sobre el misterio de Torak, pueden tener una calidad semejante si la autora mantiene el rigor de su trabajo: documentación precisa e imaginación comedida al servicio de una historia plausible dentro de la ficción.

Para los adolescentes tiene la ventaja añadida de que, psicológicamente, el protagonista está bien trazado, y tiene una buena estructura moral lejos del sentimentalismo contagioso de nuestros tiempos.

EL CLAN DE LA FOCA
Michelle Paver
Salamandra
252 páginas

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>