El conflicto de Mali visto por la Iglesia: “los rebeldes atacan primero a los cristianos”

El conflicto que se esta desarrollando en Mali es poliédrico y hay muchas perspectivas desde las que observarlo. Sobre el terreno los miembros …

El conflicto que se esta desarrollando en Mali es poliédrico y hay muchas perspectivas desde las que observarlo. Sobre el terreno los miembros de la Iglesia que realizan labores humanitarias con la población tienen una perspectiva realista de lo que está sucediendo y han reportado el peligro que están corriendo los cristianos de la zona.

Por ejemplo, la misionera valenciana Felisa Alcocer, que actualmente lleva diez años en Bamako, la capital de Mali, ha indicado en la tarde del martes a la agencia AVAN que “estamos viviendo estos momentos con incertidumbre y nerviosismo porque aunque hay mucha vigilancia los rebeldes pueden llegar en cualquier momento, se encuentran a poco más de un centenar de kilómetros, y no se sabe en qué va a terminar esto”.

Alcocer ha explicado que, según los testimonios de los refugiados que llegan a la capital “a los primeros que atacan los rebeldes es a los cristianos” y ha asegurado que la iglesia de la localidad de Djabali, a 400 kilómetros de la capital Bamako, fue tomada ayer y ocupada por los insurgentes que “han colocado la bandera arriba”.

La religiosa, que pertenece a la congregación de María Inmaculada, ha asegurado, que “la embajada nos ha llamado ahora para que pidamos a todas las religiosas en el país que vengan a refugiarse a Bamako”, según reporta Religión Digital.

“Algunas personas que conocemos en las zonas de conflicto nos han explicado que cuando los rebeldes llegaron a la ciudad de Djabali, lo primero que hicieron fue atacar la iglesia e instalarse allí mientras que el catequista tuvo que huir con el Santísimo”, ha añadido.

Destruir lo cristiano e imponer la sharia

El padre José Morales pertenece a la congregación de los Padres Blancos. Tiene 68 años y ha vivido en Malí desde los 25, hasta ser nombrado provincial en España. En declaraciones a Hispanidad, ha explicado la situación que viven los cristianos en el país en este momento y qué le parece la intervención francesa contra los yihadistas llegados de fuera para hacerse con el país: “Si Francia no hubiera intervenido, actualmente estarían los yihadistas en Bamako (la capital) y hubieran destruido todo lo que es cristiano y tradicional; y estarían ya cortando manos e imponiendo la Sharia, y al mismo tiempo, un sistema de droga”.

Este misionero no oculta su alivio por la llegada de los franceses a Malí: “Con todas las personas que he estado hablando me dicen que ha sido una liberación, ha respirado cuando han visto que los franceses han entrado. A mí no me gustan las intervenciones extranjeras, pero ciertamente Francia ha tenido la valentía de hacer lo que los demás no están haciendo porque tienen miedo a represalias, como Argelia o España”. “Los franceses, que tienen varios rehenes, han tenido el valor de decir, ante esa situación, que no podemos dejar que esto se pudra y un país que ha sido el oasis en el África occidental de entendimiento entre todas las etnias, de la noche a la mañana eso se vaya al carajo por una invasión religiosa radical”. “Ante esa invasión radical religiosa, que haya una invasión política de derechos humanos para cortar la cosa yo lo veo muy bien”. “Si yo hubiera estado allí, me habría alegrado muchísimo por mi vida”.

El padre Morales ha contado que estuvo hablando anoche con el obispo de esa diócesis y le decía que “en la ciudad de Yabalí, los yihadistas habían destruido la Iglesia y estaban buscando al catequista -porque no hay sacerdotes en esa pequeña ciudad- para matarlo”.

El misionero español ha insistido en que si los yihadistas hubiesen tomado el aeropuerto del norte, donde las tropas francesas pueden desembarcar, “hubiera estado todo perdido y no hubiera podido haber ninguna intervención para reconquistar el país”. “El Malí es tan grande como Francia, Bélgica y España juntas. Y ya hemos perdido el equivalente a Francia y Bélgica en manos de los yihadistas”. “Ahora hay que recuperar el Malí de siempre, el tradicional”, ha afirmado.

También ha explicado cómo utilizan la droga estos grupos yihadistas: “La droga que viene de América, de Colombia, pasa hacia Europa por ahí”. “Ellos trafican con droga para conseguir dinero y luego armas”.

Abrir un corredor humanitario

El arzobispo de Bamako y presidente de Cáritas de Mali, Jean Zerbo, ha pedido la creación de un “corredor humanitario” para ayudar a las víctimas del conflicto armado en ese país africano.

Según indicó este jueves la agencia de información religiosa de los obispos italianos SIR, Zerbo ha solicitado a la comunidad mundial y a Cáritas Internacional que ayuden a las víctimas de la contienda.

La población de Mali padece un nuevo periodo de sufrimiento. Demos la bienvenida a todo tipo de ayudas para ayudar al cada vez mayor número de evacuados y refugiados”, afirma Zerbo en un nota publicada por SIR.

De acuerdo con esa agencia, se estima en 400.000 las personas que han huido de sus casas en el norte de Mali y se han dirigido al sur del país y a los Estados vecinos desde que el pasado año los rebeldes comenzaran su avance por la zona septentrional del país.

Zerbo precisa que la población necesita comida, agua potable, paquetes de productos higiénicos, medicinas contra la malaria y otros artículos de primera necesidad. El arzobispo recuerda que la estación actual es la fría y húmeda, lo que complica la situación de los desplazados.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>