El contrasentido del divorcio como la mejor solución al fracaso matrimonial: países católicos como España lo creen así

Un estudio del diario La Vanguardia demuestra que España, aunque es uno de los países considerados religiosos en el mundo, considera en …

Un estudio del diario La Vanguardia demuestra que España, aunque es uno de los países considerados religiosos en el mundo, considera en un 80% de sus ciudadanos que el divorcio es la mejor salida ante el fracaso matrimonial.

Recientemente el Atlas del Vaticano afirmaba que un 93% de los españoles son católicos frente al 40% de los europeos, sin embargo, el estudio del diario catalán revela que los ciudadanos españoles se desmarcan de la Doctrina de la Iglesia en lo que a matrimonio se refiere. Solamente Brasil con un 85% de ciudadanos que creen que el divorcio es la peor salida se sitúa más abajo en el listado de países.
Y ahí está el dilema, ¿cómo puede ser que países que son más religiosos que otros crean en el divorcio como mejor solución ante la crisis matrimonial frente a otros que lo son menos?
Hay una serie de países religiosos que consideran que no es la mejor salida. No obstante, países de talante tradicionalmente religioso sí que creen que es la mejor solución. Es el caso deIrlanda (cuyos ciudadanos ven con buenos ojos el divorcio en un 55%) o Polonia (57%).
Sin embargo, países poco religiosos como Japón o Filipinas, no consideran que sea la mejor salida. Solamente un 30% en el país nipón y un 38% en las islas situadas en el sudeste de Asia ven con buenos ojos el divorcio.
Otros países que no son particularmente religiosos y que están en la franja baja son también Suecia con un nivel de religiosidad muy bajo. ¿Cómo es posible que el 50% de suecos vean bien el divorcio y en España sea casi el 80% de la población? Sobre todo teniendo en cuenta que para la mayoría de suecos el matrimonio es un contracto civil.
A España se le suman otros países de talante religioso y buena concepción del divorcio como son Brasil (85%), Portugal (78%), Chile (77%) o Austria (55%).
¿Una transmisión del mensaje correcta?
Es evidente que en esta realidad existe un punto de reflexión: la Iglesia debe revisar la capacidad para transmitir su mensaje en algunos terrenos. Cabe realizar una reflexión en torno a cómo se debe hacer llegar el mensaje cristiano y la Doctrina católica a los países que tradicionalmente han sido religiosos, pero que experimentan una progresiva desaparición de los valores cristianos.
En este sentido, España representa un ejemplo paradigmático al ser, según el Atlas del Vaticano, uno de los países más católicos de Europa. Concretamente, el atlas indica que el 40,07 por ciento de la población europea es católica y existen 1.576 obispos, y que en España el 93,14 por ciento de los españoles son católicos y están repartidos en 55 diócesis gobernadas por 131 obispos y gestionadas por 25.556 sacerdotes.
La edición de este Atlas está limitada a los dicasterios vaticanos por el momento, aunque el subdirector de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el padre Ciro Benedittini, precisó que podría publicarse en un futuro. El Vaticano había pedido la revisión y actualización de la edición realizada en el año 1992, puesto que durante este tiempo han surgido nuevas comunidades, el número de bautizados ha crecido y las jurisdicciones eclesiásticas, como diócesis o patriarcados, han aumentado también.
Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>