El ‘cruzado mágico’ de Carmena y Colau en torno a la religión

La alcaldesa de Madrid no quiere belén en el Ayuntamiento y quiere trasladarlo a la Plaza de Colón, pero asistió a la misa de la Almudena; la de Barcelona sí mantiene la tradición del belén en la Plaza Sant Jaume, pero eliminó la misa de las fiestas de la Mercé

Colau y Carmena bailan la misma canción antirreligiosa pero con los pasos cambiados Colau y Carmena bailan la misma canción antirreligiosa pero con los pasos cambiados

Las alcaldesas de Madrid y Barcelona, Manuela Carmena y Ada Colau, no acaban de ponerse de acuerdo a la hora de llevar a la práctica ante los electores su ideología de nueva izquierda antirreligiosa.

A primeros de noviembre, Colau aseguraba que el Ayuntamiento de Barcelona mantendrá la tradición de exponer el belén navideño en la plaza Sant Jaume, frente al consistorio.

Por el contrario, Carmena no quiere que haya ningún belén en el Ayuntamiento y piensa en trasladarlo del Palacio de Cibeles a la Plaza de Colón.

Y este no es el único ‘cruzado mágico’ de las dos alcaldesas a la hora de reivindicar su postura de izquierdas. Cabe recordar que el pasado 9 de noviembre Carmena asistió a la misa de la fiesta de La Almudena, renovando el tradicional voto de la Villa frente a la Virgen; mientras que Colau eliminaba la misa de las fiestas de la Mercè en Barcelona, adecuando una fiesta tradicional catalana a su particular sistema de valores.

¿Cómo pueden calificarse estas contradicciones de las dos alcaldesas que, además, afectan a los sentimientos religiosos?, ¿cómo una incoherencia de sus supuestas convicciones ideológicas, o simple postureo progre?

La bandera arcoiris gay, en la fachada del Ayuntamiento de Madrid

La bandera arcoiris gay, en la fachada del Ayuntamiento de Madrid

No es de “todos los madrileños”

La alcaldesa de Madrid justificó a finales de octubre su decisión de trasladar el belén porque “no lo quiere en la casa de todos los madrileños”, y añadió que el Palacio de Cibeles no es solo patrimonio de los católicos. Cabría preguntar a Carmena si la inmensa bandera gay que colgó del Ayuntamiento el pasado mes de junio sí representa a todos los madrileños.

Así, después de eliminar el nombre de la Virgen del Pilar de las fiestas del distrito de Salamanca, ahora el Consistorio retira al Niño Jesús de la Navidad.

Tampoco está dispuesta a que se instale el tradicional nacimiento en la Plaza Mayor, aunque no se opuso a que dicho nacimiento se instale en el centro Fernán Gómez de Colón.

Según explicó el Ayuntamiento de Madrid, a mediados de este mes se presentará la campaña de Navidad y se concretará cuántos belenes se instalarán y en qué lugar.

“Seguro que va a haber belenes en el centro, estamos viendo dónde se van a ubicar”, respondieron entonces ante la pregunta de si uno de esos nacimientos se montará, como es tradicional, en el Palacio de Cibeles.

Nacimiento en el belén napolitano del Ayuntamiento 2014

Nacimiento en el belén napolitano del Ayuntamiento 2014

“Ridículo y absurdo”

Por su parte, en un comunicado, el concejal del PP Pedro Corral afirmó que el hecho de que Manuela Carmena se haya planteado la posibilidad de que no se instale un belén en el Palacio de Cibeles es “ridículo y absurdo” y constituye un “ataque a las creencias de una mayoría de madrileños que esas fechas celebran la Navidad”.

Según Corral, si se confirma esta decisión, sería “sectaria y una falta de respeto a los madrileños”, tanto “a los que son creyentes como a los que no lo son. […] Estamos seguros de que ni siquiera la mayoría de los votantes de Ahora Madrid estará de acuerdo con esta decisión”, agregó Corral.

Sobre el tema también se pronunció la portavoz socialista del Ayuntamiento de Madrid, Purificación Causapié, que dijo que la información facilitada por el Ayuntamiento es que sí que habría Belén este año aunque no se sabía dónde.

“Es una tradición en Madrid de las fiestas navideñas como la cabalgata de Reyes o cualquier otra”, comentó Causapié, que aseguró que su grupo no tiene ningún problema con que se cambie de ubicación.

En cambio, la portavoz de Ciudadanos (C’s), Begoña Villacís, no compartiría la decisión del Ayuntamiento en el caso de que finalmente no instalase el nacimiento en su sede: “Yo no entiendo por qué hay que sacarlo de Cibeles. No creo que un belén hiera la sensibilidad o moleste a alguien”, ha dicho.

“Nos estamos convirtiendo en un Ayuntamiento muy prohibicionista”, ha lamentado Villacís, que ha reprochado al equipo de Gobierno que vendiese el “el cambio hacia la libertad” y la “transparencia” y ahora imponga “sus fijaciones con el tema religioso”.

El Cristo, retirado del Ayuntamiento de Palma

El Cristo, retirado del Ayuntamiento de Palma

El Ayuntamiento de Palma, sin Cristo

Por otra parte, la deriva laicista de la izquierda proguesista no es una exclusiva de Colau y Carmena. El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Palma de Mallorca ha decidido este miércoles, 18 de noviembre, retirar de la cabecera del salón de plenos la figura de Cristo crucificado que lo presidía desde 1938 y ha reubicado el busto del Rey Felipe VI. El concejal de Cultura argumenta que se ha obrado así para adaptarse a los tiempos.

La imagen religiosa, obra de Tomàs Vila, ocupaba la parte alta de un dosel de terciopelo que también ha sido suprimido y el busto del Rey, colocado el año pasado en sustitución del de su padre, se ha situado en el lateral izquierdo del salón, por encima de las banderas oficiales.

El concejal de Cultura, Patrimonio, Memoria Histórica y Política Lingüística, Miquel Perelló, ha explicado que la remodelación se adapta “a los tiempos” y “responde a lo que piensa el equipo municipal”.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>