El debate sobre la prostitución: Las 7 diferencias básicas entre España y Suecia

El debate sobre una posible legalización de la prostitución en España, un objetivo del Ejecutivo de Zapatero y de otros gobiernos autonómicos, con el …

El debate sobre una posible legalización de la prostitución en España, un objetivo del Ejecutivo de Zapatero y de otros gobiernos autonómicos, con el de Cataluña a la cabeza, tiene como principal punto de referencia, para aquellos que se oponen a legitimar el comercio del sexo, el modelo sueco.

 

Cabe resaltar que los cálculos del ejercicio de la prostitución en territorio español apuntan hacia una cifra de entre 300.000 y 500.000 mujeres, la mayoría de ellas inmigrantes en situación irregular.

 

Tal como se puede observar en el siguiente cuadro comparativo entre los dos países, siete son las grandes diferencias a considerar, entre otras posibles, a la hora de valorar cuál debe ser el camino a seguir.

 

PROSTITUCIÓN: SIETE COMPARACIONES

ENTRE EL MODELO ESPAÑOL Y EL SUECO

España

Suecia

En España el comercio del sexo descansa en una absoluta alegalidad

La ley aprobada en 1999, tras un largo recorrido y debates durante 30 años, prohíbe el ejercicio de la prostitución y penaliza al cliente

En Madrid practican la prostitución entre 30.000 y 40.000 mujeres, la mayoría de ellas inmigrantes

En Estocolmo ejercen esta actividad alrededor de 300, según datos oficiales

El 83 por ciento de las prostitutas en España son extranjeras en situación irregular

En Suecia, hasta un 90 por ciento de las mujeres que comercian con su cuerpo son inmigrantes

En el último año, 228 prostitutas se han atrevido a denunciar su degradante situación en España

En Suecia sólo hay constancia de 7 denuncias por esta causa en el mismo período de tiempo

El 40 por ciento de los varones españoles ha recurrido a contratar los servicios de prostitutas

Sólo el 12 por ciento de los suecos ha pagado por obtener este tipo de servicios

En España, el hombre que paga por obtener favores sexuales goza de total impunidad y aceptación social

914 hombres han sido denunciados en Suecia por contratar prostitutas y pueden ser castigados por la ley

La prostitución genera en España unos beneficios anuales de unos 18.000 millones de euros

Al estar prohibida la prostitución, no hay constancia de este tipo de datos

 

Un largo recorrido hacia la dignidad

 

La prostitución en Suecia se ha reducido drásticamente como consecuencia de la aplicación de una ley aprobada en 1999. Un estudio realizado en el año 2003 por el Consejo Nacional de Salud y Bienestar del gobierno sueco señala una disminución de hasta un 90 por ciento de la prostitución callejera desde la entrada en vigor de la ley.

 

Sin embargo, hasta llegar a esta situación se ha realizado un largo recorrido hacia la dignidad de las mujeres explotadas sexualmente. Los primeros pasos se dieron en 1971, con la creación de una Comisión de Investigación del Crimen Sexual, tal como publicamos en una anterior información.

 

Tras sucesivos debates y creación de nuevas comisiones, se llegó por fin a una ley que, entre otras cosas, dice textualmente: “el que en base a una remuneración se procure una relación sexual ocasional, será condenado –si el acto no estuviera penado con castigo por el código penal- a multa o prisión de seis meses como máximo”.

 

En las antípodas, España se mueve en la alegalidad y el Gobierno central, así como el de Cataluña, entre otros, considera que la mejor solución al problema de la prostitución es legalizarla, lo que redundaría en beneficio de los proxenetas y de los empresarios de megaclubs, que se frotan las manos ante esta posibilidad.

 

Integración social de las prostitutas

 

Como ejemplo de integración en la sociedad, de las mujeres que ejercen la prostitución y desean abandonar esta degradante actividad, la directora de los servicios municipales de integración social de Estocolmo, Agneta Borg, desde 1978 viene proporcionando ayuda a este colectivo. Las prostitutas que desean dejarlo son asesoradas psicológicamente, además de poder optar a análisis ginecológicos y de enfermedades de transmisión sexual. También disponen de servicios educativos.

 

Según Borg, la prohibición legal de contratar servicios sexuales ha conseguido que el número de mujeres que ofrecen sus servicios en las esquinas de las calles haya disminuido a más de la mitad. “Lo que ha conseguido la ley de 1999 ha sido reducir el número de suecas que se dedican a la prostitución. Las chicas que han quedado son, en su mayor parte, extranjeras”, añade la directora de los servicios municipales de la capital sueca.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>