El desgobierno de ZP

Tengo que reconocer que el Gobierno de ZP es bueno para los periodistas, y más en verano. Lo que pasa cada año es que los plumillas nos ponemos nervi…

Tengo que reconocer que el Gobierno de ZP es bueno para los periodistas, y más en verano. Lo que pasa cada año es que los plumillas nos ponemos nerviosos cuando vemos asomar el torrido agosto, estamos rojos, vamos, pero no de calor, sino por que debemos darle al coco para imaginarnos qué serpiente de verano soltamos para tener con que rellenar el espacio que el director nos asigna. Y así, año tras año.
Pero este agosto es distinto. Tenemos a ZP y a su gobierno para darnos un día sí y otro también unos cuantos titulares con que decorar nuestras portadas. La verdad es que ahora hay tranquilidad en las redacciones. Tenemos el móvil del jefe de prensa de la ministra Trujillo, la de las 180.000 viviendas, que luego se quedaron en 180.000 actuaciones, para declarar hace unos días, con la boca pequeña, que espera construir 45.000 viviendas de protección oficial, pero no sabemos cuando, donde y con que dinero ni en que presupuestos espera encasquetar este marrón de proyecto.
También tenemos localizada a la ministra de Fomento, la andaluza Álvarez. Se ha propuesto desmontar o retrasar lo del AVE, y creo, seguro, lo va a conseguir. Dicen que cuando esta ministra se propone algo, lo consigue. Y lo del AVE no parece que lo considere prioritario para enlazar norte con sur y este con oeste.
La chica de Cultura es otro cantar. Desde lo del IVA de los libros casi no ha vuelto a hablar, pero seguro que tirándole un poco de la lengua pone a temblar de nuevo a editores, imprenteros y demás sectores que cobijan su ministerio. A Moratinos, perdón, Desatinos, hay que dejarlo tranquilo por caridad cristiana. Bajo su mandato hemos pasado a no contar nada en Europa, y el bueno de Durao Barroso, ese pequeño portugués, ahí está, presidiendo Europa, mientras que España es ninguneada sistemáticamente por los «amigos» de Francia y Alemania.
El gobierno de ZP que pretende hacer progresar nuestro país con buen talante y «escuchando a los ciudadanos» puede convertirse en una pesadilla para todos. Contentando al minoritario pero estruendoso colectivo de gays y lesbianas, utilizando la demagogia del aborto libre, bajandose los pantalones ante el tripartito de ERC, comunistas y PSC, y llamando a gritos a la legalización de la eutanasia, este ZP puede pasar a la Historia como el «presidente-sonrisa» que no supo o no quiso gobernar.
Dicen que los malos toreros son los que están más pendientes del aplauso de la grada que de los pitones del toro. No sé si ZP sabe algo de lo taurino, pero sería bueno que se pasará un día por las Ventas o la Monumental para escuchar a los entendidos. «Er torero a lo zuyo: haser la faena zin ezcuchar ar tendio. Eze er ér buenn torero».
Zp y ministros de ZP, gracias por vuestros titulares. Gracias por facilitarnos el trabajo a los plumillas, pero, de verdad, prefiero inventarme una serpiente de verano antes de soportar como poco a poco trocean, trituran y arrancan lo que queda de bueno de nuestra querida España, por desconocimiento, demagogia, ligereza o electoralismo.
Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>