El Día de la Iglesia Diocesana recuerda la importancia de la colaboración económica de los católicos

Los católicos españoles que acudan este domingo a un santuario o a una parroquia encontrarán un sobre y recibirán un llamamiento a la colaboración eco…

Forum Libertas

Los católicos españoles que acudan este domingo a un santuario o a una parroquia encontrarán un sobre y recibirán un llamamiento a la colaboración económica generosa con su diócesis. Se trata de la colecta anual que se organiza coincidiendo con el Día de la Iglesia Diocesana, una jornada de información, reflexión y aportación permanente de los creyentes, con el objetivo de avanzar hacia la autofinanciación total. En estos días previos, muchas diócesis han presentado sus cuentas correspondientes al año 2004, en unos casos con déficit (algo más de 2 millones de euros en Barcelona, por ejemplo) y en otros con superávit, pero siempre desde la sensibilización constante para que los cristianos de cada diócesis se impliquen también desde la economía. Los responsables eclesiales recuerdan que la Iglesia tiene un patrimonio, pero no puede casi ni mantenerlo y, además, nunca se plantea su labor como un negocio.

 

Las estructuras diocesanas, que son los obispados y arzobispados, gestionan económicamente su misión evangelizadora manteniendo las parroquias (casi siempre con muchas dificultades), organizando el funcionamiento de sus organismos, buscando recursos para predicar el mensaje de Jesús a la sociedad y atendiendo las necesidades de muchas personas pobres, excluidas o simplemente con necesidades puntuales. Para asegurar ese mantenimiento y la inversión en otras necesidades nuevas más o menos permanentes, la Iglesia pide la colaboración de todos especialmente este domingo, pero también ofrece la posibilidad de aportar una cantidad fija y periódica durante todo el año. “Sólo así se pueden cuadrar los números, porque aquí hay pobreza, no afán de lucro”, explica Antoni Matabosch, delegado de Economía de la diócesis de Barcelona. El lema de la jornada este año es Los valores permanentes de la vida, en tu Iglesia.

 

Por su parte, el presidente de la Conferencia Episcopal Española y obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez, recuerda que “la diócesis es la presencia y la realización de al Iglesia en un espacio humano concreto” y, por tanto, todos los cristianos están llamados a “participar de sus inquietudes, logros y esperanzas”. En esta línea, el prelado asegura que el donativo para la diócesis es, en realidad, también para toda la Iglesia universal, porque “todas las diócesis debemos vivir estrechamente unidas, recibiendo los dones que las otras ofrecen”.

 

Entre los numerosos obispos que publican este domingo cartas pastorales sobre el Día de la Iglesia Diocesana, el de Burgos, Francisco Gil Hellín, constata que “la Iglesia administra con exquisita limpieza y honradez los medios económicos que ponen en sus manos”. También recuerda que “Dios necesita que le ayudemos, poniendo a su disposición los cinco panes y los dos peces necesarios para realizar el milagro de multiplicarlos y saciar a las muchedumbres”. El titular de la diócesis de Málaga, Antonio Dorado, hace un llamamiento a “analizar en familia si la aportación económica a la Iglesia es la que corresponde a las propias posibilidades, a profundizar en la vida de fe y en el trabajo misionero, a dar razón de la esperanza y, en una palabra, a acrecentar el amor a la Iglesia en estos tiempos de particular inclemencia”.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar