El diablo en la raíz de la familia

El arzobispo de Bolonia, Carlo Caffarra, habla extensamente sobre la actual crisis moral del mundo occidental

En una entrevista ofrecida el pasado 19 de junio para el semanario italiano Tempi y traducida al castellano por Helena Faccia Serrano, el prelado Carlo Caffarra habla extensamente sobre la actual crisis moral del mundo occidental. Caffarra es: · Arzobispo de Bolonia y miembro del Pontificio Consejo para la Familia y la Pontificia Academia para la Vida. El arzobispo de Bolonia, en primer lugar, expresa: · “No ha habido civilización que haya sobrevivido al ensalzamiento de la homosexualidad”. Es más, Caffarra señala: · “Si el pueblo judío y el cristiano ha sido capaces de perdurar durante más de dos milenios precisamente ha sido por su capacidad para contrarrestar la homosexualidad mediante una legislación que protege a la familia”. Ante el panorama presente, el cardenal, se pregunta: · ¿Cómo es posible que en la mente del hombre se oscurezcan evidencias tan originarias? Su respuesta es contundente: · “Todo esto es una obra diabólica.” A continuación, precisa: · “Es el último desafío que el diablo lanza a Dios creador”. Y Caffarra con aún más contundencia nos dice: · Y el diablo, desafiando a Dios, le dice: o Yo te enseño cómo construyo una creación alternativa a la tuya y verás que los hombres asombrados dirán: o Se está mejor así. o Tú les prometes libertad, yo les propongo el arbitrio. o Tú les das amor, yo les ofrezco emociones. El cardenal a continuación explica: · ¿Qué entiendo por “Creación alternativa”? Para ello, primero expresa su concepto de creación natural, que esta sostenido sobre dos pilares, dos columnas: · La relación hombre-mujer. · Y el trabajo humano. Y señala Caffarra: · “Estamos hablando ahora de la destrucción de la primera columna; pero también la segunda, el trabajo, se está destruyendo” El arzobispo de Bolonia indica: · La Iglesia católica se enfrenta a un proceso largo y que la comprometerá a un combate duro. · Estamos llamados a hacer ambas cosas: o “Estrategia de urgencia y largo proceso educativo y de formación”. Y se pregunta acto seguido el cardenal: · ¿Quiénes serán los actores de una empresa para la que se necesitará tiempo y capacidad de sacrificio? Y contesta: · En mi opinión, estos actores serán fundamentalmente dos: o Los obispos y los esposos cristianos. o “Estos serán los que volverán a construir las evidencias originarias en el corazón de los hombres”. Prosigue el purpurado: · “Hablando con San Juan Pablo II, el Papa Santo me advertía que este era el nudo, porque en ello se tocaba la columna que sostiene la Creación, la Verdad sobre la relación entre el hombre y la mujer y entre las generaciones”. · “Si se toca la columna central cae todo el edificio; y en este momento lo sabemos y lo vemos”. “El ocaso de una civilización”. En referencia al reconocimiento de las uniones y matrimonios entre personas del mismo sexo, como también a los derechos de adopción que se les otorga, a lo largo de su diálogo, Caffarra reflexionó… · Me han surgido distintos pensamientos a raíz de la moción votada en el Parlamento europeo. · El primer pensamiento ha sido este: o “Es el fin. Europa se está muriendo”. · Y tal vez ni siquiera tiene ganas de vivir: o “Pues no ha habido civilización que haya sobrevivido al ensalzamiento de la homosexualidad”. · No digo al ejercicio de la homosexualidad. · Digo al ensalzamiento de la homosexualidad. · Hago un inciso: o “Alguien podría observar que ninguna civilización ha ido tan allá como para afirmar el matrimonio entre personas del mismo sexo”. · En cambio, hay que recordar que el ensalzamiento es algo más que el matrimonio. · En distintos pueblos la homosexualidad era un acto sagrado. De hecho, el adjetivo usado en el Levítico para juzgar el ensalzamiento de la homosexualidad a través del rito sagrado es «abominable». Tenía carácter sagrado en los templos y ritos paganos. Y terminamos con este interrogante y respuesta final de Caffarra: ¿Toda esta intención de desfigurar y destruir la creación tiene tanta fuerza que al final vencerá?: · ¡No! · Yo pienso que hay una fuerza más poderosa que es el acto redentor de Cristo. · Redemptor Hominis Christus (Cristo Redentor de los Hombres).

Hazte socio

También te puede gustar