El diálogo interreligioso genera hechos positivos en el individuo y bienestar en la sociedad

El seminario interreligioso celebrado recientemente en Hong Kong bajo el lema Espiritualidad, Religión y Salud, con la participación de médicos, psicó…

Forum Libertas

El seminario interreligioso celebrado recientemente en Hong Kong bajo el lema Espiritualidad, Religión y Salud, con la participación de médicos, psicólogos y otros profesionales de las confesiones católica (sacerdotes y agentes de pastoral), budista, taoísta y protestante, confirma científicamente el papel determinante que tienen la religión y la espiritualidad sobre la salud humana, según informa la agencia FIDES. El boletín diocesano chino Kong Ko Bao, que se ha hecho eco de las actividades llevadas a cabo en el seminario, ha confirmado que en la reunión interreligiosa se ha afrontado el tema comparando un conjunto de elementos biológicos, psicológicos y espirituales. La conclusión no puede ser más positiva: Las creencias religiosas y la práctica de la espiritualidad favorecen la salud de las personas y, como consecuencia de ello, el bienestar de la sociedad en general.

 

Barcelona, ciudad de acogida

 

La experiencia del seminario Espiritualidad, Religión y Salud, no es la única que demuestra los efectos positivos del diálogo interreligioso. Del 7 al 13 de julio se está celebrando en Barcelona la cuarta edición del Parlamento de las Religiones del Mundo, en el marco del Forum Universal de las Culturas 2004, tal como informábamos el día 6 en ForumLibertas.com. En este encuentro, personas pertenecientes a todas las confesiones religiosas intercambian opiniones en una serie de debates, mesas redondas y conferencias, entre otras actividades, con el objetivo de mejorar la convivencia de los seres humanos en un mundo globalizado y con evidentes injusticias, en demasiadas ocasiones. La solidaridad es uno de los elementos principales de este encuentro, en el que, por ejemplo, la Diócesis de Chicago ha aportado fondos para ayudar a personas que no tienen dinero para desplazarse hasta Barcelona y poder participar en las sesiones. Además, muchas familias catalanas están acogiendo a participantes con pocos recursos económicos y, así, facilitarles esa participación.

 

En otro artículo que publicábamos el pasado día 8 de julio, mostrábamos también los buenos resultados que se pueden obtener a través del diálogo entre diferentes confesiones religiosas, en este caso en el Líbano. Dos cristianos maronitas y dos musulmanes chiítas conseguían que más de 2.000 personas firmaran la “Declaración de Beirut”, un documento que sienta las bases para llegar a la reconciliación en una región en situación de guerra civil desde hace casi 50 años. Una iniciativa que, si consigue penetrar en el ánimo de las dos comunidades en conflicto, podría llevar la paz definitiva al Líbano.

 

Argentina: Judíos y católicos contra la pobreza

 

Desde Argentina, también nos llega un mensaje de concordia y solidaridad con los más pobres, auspiciado por una iniciatva interreligiosa. Por primera vez en América Latina, dirigentes católicos y judíos se reunían en la capital para adquirir un “compromiso común con la justicia y la caridad en contra de flagelos como la pobreza, la discriminación y el terrorismo”. En el encuentro interreligioso participaron, entre otros, el secretario general del Congreso Judío Mundial, el rabino Israel Singer, y el presidente del Consejo para el Diálogo Ecuménico e Interreligioso del Vaticano, el cardenal Walter Kasper. En el documento firmado conjuntamente, se pone de manifiesto que en los últimos 40 años han mejorado sustancialmente las relaciones entre las dos confesiones religiosas. En la presentación de las conclusiones, Singer y Kasper coincidieron en afirmar que las buenas relaciones actuales se están traduciendo cada vez más en acciones conjuntas a favor de los más necesitados en el mundo. “Tenemos una obligación religiosa de mostrar preocupación por los pobres y quienes fueron privados de sus derechos políticos, sociales y culturales”, dice el comunicado. El documento final también condena el terrorismo “en todas sus manifestaciones y los asesinatos ‘en nombre de Dios’, que nunca se pueden justificar, porque el terrorismo es un pecado contra el hombre y contra Dios”.

 

India: No más violencia contra los cristianos

Otro ejemplo de los beneficios que se pueden obtener con iniciativas interreligiosas lo tenemos en la India. El nuevo primer ministro, Manmohan Singh, tras entrevistarse el pasado 26 de junio con el cardenal Telesphore P. Toppo, presidente de la Conferencia Episcopal, anunciaba que “bajo mi gobierno los episodios de violencia contra los cristianos de los últimos años serán un recuerdo del pasado”. Sing agradecía también a la Iglesia católica los servicios que lleva a cabo entre la población más necesitada de la India. Esta promesa, si se cumple en el futuro, es una muestra más, como en los ejemplos anteriores, de los innumerables beneficios que el diálogo interreligioso puede aportar a la sociedad en su conjunto.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar