El director de ‘El Señor de los Anillos’ dedica 300.000 dólares a destruir embriones humanos

El director de cine Peter Jackson y la guionista Fran Walsh (vive con ella sin casarse y tienen dos hijos) han dado 311.000 dólares a la universidad U…

El director de cine Peter Jackson y la guionista Fran Walsh (vive con ella sin casarse y tienen dos hijos) han dado 311.000 dólares a la universidad Universidad de Caligornia Irvine para financiar los trabajos de investigación con células madre que se obtienen destruyendo seres humanos en estado embrionario.

La donación se ha entregado a Hans Keirstead, pionero en el uso de células madre obtenidas de embriones humanos para tratar daños en la médula espinal. Las investigaciones de Keirstead -como el resto de los avances con células embrionarias- aún no han curado a nadie, pero Peter Jackson ha hecho declaraciones sobre las grandes esperanzas que pone en esta línea de investigación, aunque habla de "células madre" sin distinguir entre las que se obtienen matando embriones y las que son de otro origen.

 "Fran y yo estamos muy felices de ofrecer asistencia y la ayuda que podamos al progreso del doctor Keirstead en su investigación", ha dicho el oscarizado director neozelandés. "La terapia con células madre tiene el potencial de tratar una multitud de enfermedades que hasta ahora se etiquetaban como incurables; tiene la capacidad de mejorar exponencialmente la calidad de vida de aquellos que hoy sufren de daños medulares, diabetes, parkinson y otras situaciones médicas que debilitan", ha declarado Jackson.

Lo que afecta personalmente más al cineasta es el caso del parkinson y el cáncer, enfermedades que han causado la muerte de gente querida en su entorno. 

Como en otros casos, la lástima, la compasión ante el dolor, parece justificar la maldad moral de eliminar a unos débiles (seres humanos en estado embrionario) para investigar con ellos.

En El Señor de los Anillos, el hobbit Bilbo tiene lástima del malvado Gollum y no le mata. El sabio mago Gandalf ve que en esta lástima, en el no-matar, hay una gran sabiduría:

"¿Lástima?"", dice Gandalf en la película, siguiendo parcialmente -sólo parcialmente- el texto del libro de Tolkien. "La lástima fue lo que frenó la mano de Bilbo. Muchos vivos merecerían la muerte, y algunos que mueren merecen la vida. ¿Podrías darsela tú, Frodo? No seas ligero a la hora de repartir muerte o juicio, ni los más sabios pueden discernir esos extremos."

Esta prudencia, este optar por el no-matar, es precisamente lo que viola el doctor Keirstead con dinero de Jackson, dinero que ha conseguido adaptando los libros de Tolkien, un católico que siempre estuvo justo de dinero, pero cuando lo obtuvo, ya jubilado, lo dedicó a obras de caridad con ancianos. 

Además, las células embrionarias no sirven para el parkinson

En febrero de 2005,  Juan Carlos Izpisúa, uno de los grandes promotores de la investigación con embriones, admitía que todavía “estamos lejos” de poder usar células madre embrionarias para curar enfermedades como el Parkinson. “Implantar este tipo de células en un enfermo le puede provocar cáncer”, porque “no sabemos cómo actúan una vez introducidas en el cuerpo humano”, decía.

Más crítico aún era en El País (Domingo, 06/03/05), José López Barneo: “Quien hable de células madre embrionarias para alzheimer no sabe de qué habla”. Este investigador, defensor del aborto y la clonación, que dirige en Sevilla uno de los centros financiados y autorizados para investigar con células madre de embriones humanos, decía:

"estamos más cerca de poder aportar algo práctico al parkinson -y estamos lejísimos-  por la vía de células madre adultas. Es más interesante porque con las embrionarias llegaremos a producir neuronas parecidas a las de los fetos y los transplantes de células fetales a enfermos de parkinson se han dejado de utilizar porque producían efectos secundarios indeseables.”
 
También criticaba las falsas expectativas creadas:

“Hace 8 años que se empezó a investigar en el mundo con células madre embrionarias humanas. ¿Cuántas terapias se han aplicado a pacientes en sitios donde está investigando muchísima gente y con muchísimos medios? Hay inversiones multimillonarias en compañías privadas norteamericanas. Sin embargo, hasta ahora no ha habido ningún avance. No ya terapéutico sino científico. Y los pocos que se han publicado son muy preliminares. En el terreno del parkinson que es el que conozco mejor, la probabilidad de que a partir de ahora se llegue a un tratamiento con células madre embrionarias es muy remota. Mi única preocupación es que no se ha generado un debate serio, progresista, educativo, formador de personas con mayor conocimiento, y por tanto libres para tomar decisiones. Se ha creado una masa de incultos alrededor de las células madre. Creo que los científicos han actuado oportunistamente en este tema. Yo veía que esto era una bola que crecía de forma falaz.”

Más declaraciones de López Barneo en El País, aquí:  http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=2509

Para calificar la decisión de Jackson, no hace falta ir a Tolkien. Basta con un texto de Las Dos Torres inventado por Fran Walsh, bastante alejado del libro original, pero que describe la situación de nuestro mundo mejor de lo que describe la situación de la novela:

Ha sido un error. No deberíamos ni haber llegado hasta aquí… Pero henos aquí, igual que en las grandes historias, señor Frodo, las que realmente importan, llenas de oscuridad y de constantes peligros. Ésas de las que no quieres saber el final, porque ¿como van a acabar bien? ¿Cómo volverá el mundo a ser lo que era después de tanta maldad como ha sufrido?

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>