El encanto y don de saber coloquiar

Empiezo el nuevo año con la primera pincelada 2014. Empiezo con el recuerdo de mi pincelada 2013 con menos accesos lectores. ¡Empiezo co…

Empiezo el nuevo año con la primera pincelada 2014. Empiezo con el recuerdo de mi pincelada 2013 con menos accesos lectores. ¡Empiezo con la mejor de las pinceladas! Empiezo insertando su link Sí, coloquiar con alguien desconocido. Sigo con una de las que cuenta con más accesos lectores. La esclerosis múltiple Es un tema que me afecta. Es un asunto del que puedo y debo hablar. No les voy a hablar ahora ni de multas de tráfico ni de mi esclerosis. Pero lean antes las dos para situarse.

En la mañana de un lunes prenavideño me encontré nuevamente por la calle a la persona aludida en el primer link. Supe por ella lo que ya les referí. Me dijo la segunda vez que nos cruzamos en la calle que su madre padecía Ictus:

<<Brevemente intercambié unas palabras con la persona que en su cometido profesional de reparto de cartas me la traía a domicilio. Supo en aquel momento por mí del periódico digital Forum Libertas. Unos días más tarde, volviendo con su carrito del reparto, nos cruzamos en la calle. Teníamos los dos tiempo para un breve intercambio. Es mujer por debajo de los cuarenta, tiene prometido y dos hermanas que ya están enteradas por ella de mi blog. Y una madre con una enfermedad neurológica como yo>>

Me interesé ese lunes por su madre. Me dijo su nombre. Y até cabos. El lunes 23 de diciembre ha sabido ella por mí que en celebración navideña colectiva de un gran colectivo de amistad me senté justamente al lado de su madre. Madre afectada de Ictus, madre que acude a sesiones de rehabilitación junto con su esposo. Mi esposa y yo comimos con los dos y tertuliamos distendidamente en esta celebración colectiva navideña de amistad. Yo al lado de esta mujer y conversando con ella. ¿Qué vínculo nos une? Pertenecer a la Fundación sin ánimo de lucro que potencia en distintas localidades en la zona en la que resido asistencia gratuita (y si es preciso terapias a bajo coste) a enfermos de distintas enfermedades neurológicas. Fundación de la que soy miembro que anima el voluntariado sin discriminación de credo y con carácter civil cooperativo. Que lo potencia a partir del voluntariado de personas afectadas. ¡Voluntarios como yo señoras y señores!

Unas mujeres voluntarias -algunas afectadas de enfermedad neurológica- pasando frío en la calle ofreciendo calendarios 2014 y folletos me la dieron a conocer. ¿Valió la pena hablar previamente en la puerta de mi domicilio con esa mujer que trabaja en reparto postal? ¿Valió la pena tertuliar los dos? ¿Vale la pena tertuliar con un vecino desconocido que acabas de conocer? ¿Es bueno referirlo?

Vale la pena publicar esta pincelada y darla a conocer a esa Fundación que no tiene más objeto que, mediante servicios de asistencia sanitaria neurológica complementarios a la sanidad pública y a la privada y también de servicios asistenciales de compañía y de acompañamiento no contemplados en servicios sanitarios de la Seguridad Social, impulsar una gran realidad verificable que consiste en trenzar relaciones alegres de amistad a partir del hecho de una enfermedad neurológica determinada. ¿Existe esto? Pues sí. Existe en la comarca del Vallès Occidental de la provincia de Barcelona extendiéndose hacia la del Vallès Oriental. Recibe el nombre de AVAN (siglas de Associació Vallès Amics de la Neurologia), tiene una antigüedad de 20 años, un gran presente y una gran proyección de futuro. Tomen nota www.amicsdelaneurologia.org. Igual existe de otros modos en otras latitudes. Existe en la mía de este modo concreto para ofrecerme yo como voluntario acabando el año 2013 y socio con cuota en el 2014. (Más exactamente donación periódica comprometida a esa Fundación surgida a partir de una gran Asociación). Existe para pincelar en letras mayúsculas… y que expreso en minúsculas como procede en expresión blog de Forum Libertas.

Las mayúsculas las ponen el personal médico joven, alegre y competente, las/los voluntarias/os y las/los enfermas/os afectadas/os de enfermedad neurológica y sus familiares. Los enfermos reciben el nombre de usuarios. Las ponen también las personas que donan. Personas físicas y personas jurídicas, es decir empresas. Las ponen los políticos sensibles a esa gran labor de convivencia, superación e integración social más allá de su cometido y adscripción a un partido concreto. ¡Existen eh!. Las mayúsculas también las pongo yo. ¿Cómo? Traduciéndoles a la lengua castellana el texto en lengua catalana del calendario solidario AVAN 2014. Dice así la contraportada del calendario solidario: “Gracias, voluntarios. Gracias, profesionales. Gracias, usuarios. Gracias, socios. Gracias, empresas amigas. Gracias, junta y patronos. Gracias, organismos y entidades. Gracias, a las ciudades donde estamos presentes. Gracias, amigos. Gracias, familias. Gracias, a todos los que han participado en la campaña del ladrillo. Gracias, a ti, por darnos soporte gozando de este calendario”

Mi calendario del 2014 está colgado en la cocina de mi hogar. Cada agradecimiento (por el orden que les transmito) es el encabezamiento de cada mes del calendario de este año 2014. El del mes de marzo, mes importante para mí pues si Dios quiere cumpliré 57, expresa las gracias a los usuarios, es decir a los afectados de enfermedad neurológica. Primero mi ofrecimiento como voluntario, después mi adhesión como socio solidario (todo en diciembre 2013) y -si es preciso- también usuario en 2014.

Gràcies AVAN!

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>