El enemigo que está dentro….

Por descontado, es difícil ser "justo", saber apreciar la viga que tenemos en el ojo, reconocer en los demás -incluso entre los no creyentes…

Forum Libertas

Por descontado, es difícil ser "justo", saber apreciar la viga que tenemos en el ojo, reconocer en los demás -incluso entre los no creyentes y más entre los declarados ateos o agnósticos- virtudes y actitudes que a veces nos faltan.

Acercándonos peligrosamente al escándalo farísaico, tan nocivo. Estamos prontos a la crítica del que creemos más adversario que hermano y somos reacios a admitir nuestros defectos y fallos de caridad.

 Ahora bien, sentadas las anteriores realidades, y no para disculparnos si no para tratar de encontrar un punto de retorno a nuestra situación antagónica al verdadero hecho de ser auténticos cristianos, hemos revestirnos de valor para tratar de emprender la travesia del desierto.

El desierto de las actitudes insospechadas de personas que en lugar de dar luz creo dan humo, del bombardeo implacable de los medios de comunicación, que no padecieron los primeros cristianos, del materialismo asfixiante de la sociedad, que ve a los auténticos cristianos como unos ilusos, pero con una fuerza tan tremenda, que alzan banderas para legitimar los más tremendos errores y aberraciones.

Creo que la vuelta al sendero recto se está haciendo casi más difícil que a los primeros cristianos conservar su fe.

Hazte socio

También te puede gustar