“El enésimo ataque contra los cristianos”: Irak llora la pérdida de cuatro estudiantes

La violencia contra los cristianos en el mundo no cesa. La manifestación de la persecución que sufre la confesión católica…

La violencia contra los cristianos en el mundo no cesa. La manifestación de la persecución que sufre la confesión católica en el mundo ha encontrado su último episodio deplorable en el asesinato de cuatro estudiantes cristianos y 171 heridos en Irak.

El suceso ocurrió en la ciudad de Mosul cuando una explosión alcanzó a los autobuses que transportaban a los estudiantes de una localidad de mayoría cristiana a la universidad de la ciudad. El convoy traslada cada mañana a los jóvenes estudiantes de la localidad cristiana de Qaraqosh para que puedan cursar sus clases.
Emil Shimoun Nona, arzobispo caldeo de Mosul ha sido el que ha informado al Servicio de Información Religiosa de la Conferencia Episcopal Italiana sobre el siniestro que ha costado la vida a cuatro estudiantes, según informa la agencia Zenit. “Estamos ante otro, el enésimo ataque contra los cristianos –lamentó Nona-. La violencia continúa sin tregua”.
Al paso por un coche que portaba explosivos, tres de los autobuses fueron afectados por la honda expansiva. Cada autobús llevaba alrededor de cincuenta estudiantes de edades comprendidas entre los 18 y los 26 años. 17 personas continúan aún en estado muy grave.
Según el prelado de Mosul, “el vacío de poder creado tras las votaciones, la ausencia de un nuevo Gobierno, las disputas internas en los partidos no hacen más que crear un terreno adecuado para la violencia”. El sacerdote redentorista Bashar Warda ha lamentado que en un país que se encuentra en plena reconstrucción se asesine a estudiantes que solo “llevaban sus sueños de crecer y servir a su país”.
El Papa Benedicto XVI ha enviado un telegrama de condolencia al arzobispo católico de Mosul, Basile Georges Casmoussa, por el trágico suceso.
La violencia cotidiana
Y es que la violencia contra los cristianos y sus instituciones no cesa. En Pakistán los cristianos deben vivir bajo el temor de amenazas y torturas en un clima de silencio general. La agencia Fides relata cómo un ciudadano cristiano, Zulfiqar Gulzar, fue asesinado en la calle por personas aun no identificadas, ante el desconcierto de la comunidad local. El mismo día en la ciudad de Sargodha, en Punjab, un peluquero cristiano de 29 años, Marwat Masih, fue perseguido y violado por un grupo de musulmanes conservadores, que lo acusaban de haber cortado la barba a un joven musulmán que entró en su tienda pidiéndole rasarlo.
Y más cerca, en Marruecos, los marroquíes conversos al cristianismo deben aguantar la presión policial y el rechazo de la sociedad. Un reportaje reciente de El Periódico narra como los marroquíes que optan por la confesión católica deben andarse con cuidado y son vigilados por la policía.
“¡Aquí la religión oficial del Estado es el Islam y el rito, el suní, y lo que salga de ahí no está permitido!”, explica uno de los conversos en la ciudad de Fez. Los cristianos de Marruecos están seguros de que cada año aumentan las cifras en la comunidad católica del país pero las autoridades “rechazan dar cifras oficiales porque es malo para su reputación como país islámico. Y eso que la Constitución prevé la libertad de culto y no penaliza la conversión”.
Noticias relacionadas:
Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>