El Estatuto Andaluz y los católicos

La todavía reciente controversia en torno al Estatuto de Autonomía de Cataluña que tuvo dos dimensiones distintas. Una en el estricto campo de la polí…

Forum Libertas

La todavía reciente controversia en torno al Estatuto de Autonomía de Cataluña que tuvo dos dimensiones distintas. Una en el estricto campo de la política y que afectaba sobre todo a la concepción y naturaleza de las competencias y al sistema de financiación. Pero existió otra, que fue, como es lógico, la que centró nuestra atención.
El Título I, dedicado a Principios, Derechos y Deberes, porque establecía un marco incompatible -para utilizar la misma terminología que los obispos catalanes- con el cristianismo. Ello dio lugar a una amplia campaña de muchísimas entidades y con particular intensidad la que promovió E-Cristians. Estas acciones merecieron la atención y el interés del resto de España.
El Título I del Estatuto de Autonomía de Andalucía fue calcado del catalán. En el proceso de negociación posterior con el Partido Popular, algunos aspectos fueron mejorados, pero el resultado final sigue siendo insatisfactorio a juzgar por la declaración de los Obispos de Andalucía que advierten en el mismo “ataques a la vida humana” y, denuncian una regulación intervencionista de los poderes públicos.
 
Concretamente dice cosas como que “algunos artículos que pueden dar protección jurídica a graves ataques a la vida humana, que la Ley debe tutelar y amparar desde el momento de su concepción y su fase inicial de desarrollo hasta su fin natural”.
El próximo 18 de febrero se realizará el referéndum, y nos da la impresión que la actitud de muchos católicos quizá por falta de debate y tensión pública, no es lo suficientemente atenta a lo que establece esta ley orgánica del estado, que en definitiva este es el rango de un Estatuto de Autonomía.
 
Tampoco deja de sorprendernos la extraordinaria atención de los medios de comunicación católicos al Estatuto de Autonomía de Cataluña, en este aspecto, y la escasa relevancia que le están otorgando al Estatuto Andaluz.
No sería bueno que la actitud de los católicos españoles se orientara en función de si las cuestiones obedecen a un acuerdo entre el PP y el PSOE, sino que el único criterio que debe prevalecer es si concuerda o no con el Magisterio de la Iglesia o, al menos, con la ley natural. Porque si no es así nos haremos cómplices de decisiones absolutamente equivocadas.

Hazte socio

También te puede gustar