El fracaso de la enseñanza pública duplica al de la escuela concertada

El abandono escolar en España es casi el doble que el de la media europea y es más frecuente entre los chicos y en la escuela pública. De hecho, el fr…

El abandono escolar en España es casi el doble que el de la media europea y es más frecuente entre los chicos y en la escuela pública. De hecho, el fracaso escolar en los colegios públicos es más del doble que el de la escuela concertada y equivale a nueve veces el de la privada.

 

Por otra parte, el último informe anual mundial de las enseñanzas comparadas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) muestra que sólo la mitad de los españoles (49 por ciento) de entre 25 y 64 años tiene el título de Bachillerato o de Formación Profesional (FP), mientras que la media de la OCDE es del 68 por ciento.

 

El estudio de la OCDE Panorama de la Educación 2007 suspende a España, que ocupa el puesto vigésimo quinto entre los 29 miembros estudiados. Sólo países como Turquía o México nos superan. De hecho, somos el cuarto país del mundo desarrollado con más fracaso escolar entre los alumnos de Bachillerato y FP.

 

Las cifras son también alarmantes cuando el informe de la OCDE se refiere a la población de entre 25 y 34 años: sólo un 64 por ciento de jóvenes españoles ha completado los mencionados estudios, frente al 77 por ciento de la OCDE y el 79 por ciento de la Unión Europea (UE).

 

Abandono en la pública, más del doble

 

Según un informe publicado por la revista especializada MAGISTERIO, el 33 por ciento de los alumnos que fracasan en la escuela provienen de centros públicos.

 

El estudio constata también un abandono escolar del 13,9 por ciento en la escuela concertada, mientras que en la privada el fracaso alcanza sólo a un 3,6 por ciento de los estudiantes.

 

El informe califica como fracaso escolar el de aquellos estudiantes que no logran el título de la enseñanza secundaria superior, entre 16 y 18 años, y está basado en los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondientes al curso 2000-2001 y de la encuesta Etefil 2005.

 

Desigualdad entre comunidades

 

Además de mostrar una gran fisura entre los tres sistemas de enseñanza, el estudio también constata la gran desigualdad que existe entre las diferentes comunidades autónomas.

 

Por ejemplo, el índice de fracaso escolar de la escuela pública, comparado con el de la concertada, llega a multiplicarse por 4 (Andalucía, Aragón y Navarra); por más de 5 (Madrid); e incluso por 22 (Galicia), como se puede observar en la siguiente tabla.

 

FRACASO ESCOLAR POR COMUNIDADES

EN LA ESCUELA PÚBLICA Y LA CONCERTADA

Comunidades

Pública

(%)

Concertada

(%)

Andalucía

33,2

8,6

Aragón

37,6

9,4

Asturias

19,7

* 14,2

Baleares

37,3

26,2

Canarias

36,6

* 16,2

Cantabria

25,0

* 15,4

Castilla y León

28,1

* 15,4

Castilla-La Mancha

31,7

* 33,5

Cataluña

28,7

17,7

Comunidad Valenciana

38,9

18,9

Extremadura

35,5

22,9

Galicia

37,9

* 1,7

Madrid

35,1

6,3

Murcia

32,7

* 30,3

Navarra

26,8

* 6,6

País Vasco

25,9

10,5

La Rioja

30,2

16,6

España

33,0

13,9

*  Muestra demasiado pequeña para comparar con el resto de CC.AA.

 

Al tratarse de un estudio con datos del curso 2000-2001, se desmonta el argumento de quienes achacan las diferencias de calidad educativa entre la pública y la privada al fenómeno migratorio y el desigual reparto de estudiantes inmigrantes, que suelen acabar en la red pública.

 

Padres con mayor nivel, hijos con menor fracaso

 

El informe también deja claro que los varones fracasan más en todas las redes que las mujeres. En la pública fracasan el 41,7 por ciento de los hombres y el 23,6 por ciento de las mujeres; en la concertada, el 18,2 por ciento de los hombres y el 9,7 por ciento de las mujeres.

 

Además, otro dato significativo es que el entorno familiar de los alumnos afecta al rendimiento académico de los hijos. El 42 por ciento de los estudiantes cuyo padre no tiene titulación alguna fracasan, frente al 26,5 por ciento de los hijos de padres con la titulación básica y sólo el 6 por ciento de los chicos con padres licenciados.

 

También afecta a los diferentes resultados entre la pública y la concertada “la desigual distribución” de los alumnos más desfavorecidos entre las dos redes. Mientras que en la pública un 17 por ciento de los alumnos tienen padres sin titulación y un 53,5 por ciento tienen la titulación básica, en la concertada hay un 8 por ciento de los alumnos con padres sin titulación y un 41 por ciento con padres que sólo tienen la titulación básica.

 

Por otro lado, el estudio concluye que la escuela concertada consigue que los alumnos con padres sin titulación obtengan mejores resultados que los estudiantes de la pública con ese mismo entorno familiar. (33 por ciento en la privada y 44,3 por ciento en la pública).

 

Con una perspectiva de futuro, el informe pregunta a la administración sobre el impacto futuro que puede tener para la sociedad el hecho de que actualmente haya un 14 por ciento de padres sin titulación y la escuela esté dejando a un 26,5 por ciento de estudiantes sin esa titulación.

 

Investigación bajo mínimos

 

Al mismo tiempo que se confirma el fracaso de la enseñanza pública en España, otro informe, ¿Por qué es necesaria la reforma de las universidades europeas?, elaborado por el grupo de expertos del think tank Bruegel, creado por la Unión Europea, muestra que en el ámbito de la investigación las universidades europeas están bajo mínimos.

 

En el caso de España, ninguna de sus universidades está entre las 200 primeras del mundo en esa materia. Las universidades españolas sólo superan a las de Polonia, República Checa, Grecia y Hungría.

 

El estudio valora la calidad de las universidades en materia de investigación en función de las citas de cada universidad en las principales revistas científico académicas y del número de premios Nobel.

 

Falta de inversión

 

El grupo de expertos asigna un valor a cada universidad que está entre las 200 primeras por país o región y dividen la media por la población. Las de los países del sur y este de Europa, España entre ellos, están a la cola del mundo desarrollado. Por el contrario, Suiza, Suecia y Reino Unido obtienen unos resultados muy positivos.

 

La calidad de las universidades en materia de investigación es “directamente proporcional al potencial desarrollo de una economía basada en el conocimiento”, dicen los autores del informe.

 

“La falta de inversión en enseñanza superior e investigación limita la contribución de la economía a la innovación y los beneficios de esta a la economía”, algo que repercute directamente en el crecimiento económico, añaden.

 

Artículos relacionados:

 

El modelo educativo de Sarkozy, objeto de deseo para los profesores en España

 

La EpC como pantalla de humo: El gran problema es el fracaso escolar

 

Suspendidos en educación: España no cumple los objetivos de la UE

 

Huyen de las aulas: Casi uno de cada tres jóvenes abandona los estudios en España

 

Con 15 años, borrachos y en urgencias: anuncios y ‘botellódromos’ no son la solución

 

España, sin freno: Somos los primeros consumidores de cocaína del mundo

 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>