El G-7 propone condonar la deuda de los países más pobres

Los 7 estados más ricos del mundo han decidido este sábado, 5 de febrero, dar un primer paso para condonar hasta el 100 por cien de la deuda externa d…

Los 7 estados más ricos del mundo han decidido este sábado, 5 de febrero, dar un primer paso para condonar hasta el 100 por cien de la deuda externa de los países pobres, estudiando “caso por caso” la situación de cada uno de ellos. Sólo Estados Unidos, la mayor potencia económica del planeta, muestra recelos a la hora de apoyar el “plan Marshall” para África de los británicos, que anularía un compromiso económico externo de unos 65.000 millones de dólares.

El llamado Club de los Ricos o G-7, que incluye a los países más industrializados del planeta (Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Alemania, Francia, Italia y Japón), al término de la reunión que han celebrado en Londres sus ministros de Finanzas y sus gobernadores de Bancos Centrales, daba a conocer su compromiso de ayuda para con los países más desfavorecidos, aunque de momento el comunicado contiene más palabras que hechos concretos. 

El compromiso de los ministros de finanzas consiste en un “acuerdo de principios” que podría ayudar a 37 países, muchos de ellos del África subsahariana, que están presentes en la lista de beneficiarios que establecerá el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI). La decisión ha contado con el apoyo de Nelson Mandela, presente también en el encuentro. 

“El G-7 no ha acordado nuevos recursos para luchar contra la pobreza. Pero ha hecho importantes concesiones, incluyendo su voluntad a proporcionar fondos de hasta el 100 por cien de la cancelación de la deuda multilateral” explicaba Ashok Sinha, uno de los portavoces de la campaña Convirtamos la pobreza en historia.

Primer paso

Como ha destacado el ministro británico de economía, Gordon Brown, es la primera ocasión en que el G-7 emite un comunicado aparte del oficial exclusivamente dedicado al desarrollo. Los países más ricos están de acuerdo en que hay que reducir la pobreza mundial al 50 por ciento, que es uno de los objetivos de las Metas del Milenio de la ONU para el 2015. El problema surge a la hora de hacer efectivo, con medidas pragmáticas, este compromiso. A pesar de la insistencia de Brown en la rueda de prensa posterior a la reunión, a la que asistió sin la presencia de sus colegas, de que el sábado era un día histórico, lo cierto es que las reticencias para hacer efectivo el acuerdo del socio con más influencia, Estados Unidos, puede cuestionar la consecución de los objetivos marcados.

Habrá que esperar

La oposición del representante norteamericano a varias de las ideas propuestas por Brown ha concluido con la necesidad de posponer las grandes líneas de actuación sobre cómo financiar las ayudas. El compromiso deberá ser concretado en la reunión del FMI y el Banco Mundial del próximo abril, y deberá esperar también hasta la próxima Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G-8 (G-7 más Rusia) que se celebrará en julio en la localidad escocesa de Gleneaglades.

El Mecanismo Financiero Internacional (IFF, en sus siglas en inglés) con el que Brown pretende duplicar la ayuda que se destina a los países en vías de desarrollo hasta los 100.000 millones de dólares, a base de vender bonos en los mercados mundiales de capital, ha sido rechazado por Estados Unidos.

Estados Unidos, tajante

La respuesta de John Taylor, el número dos del Departamento del Tesoro norteamericano, a la propuesta del ministro británico ha sido clara y tajante: “El IFF no le sirve a Estados Unidos. Tenemos nuestro propio presupuesto. Desde que el presidente George W. Bush inició su mandato, hemos cuadruplicado la asistencia a África en nuestro presupuesto”.

La decepción del comisario europeo de Comercio, el también británico Peter Mandelson, era evidente: “Es decepcionante para todos los que apoyamos la propuesta , pero sólo porque los americanos no la apoyen no quiere decir que el resto tengamos que hacer lo mismo”. Hilary Benn, ministro de Ayuda al Desarrollo y Cooperación Internacional británico, también mostraba su desacuerdo con la oposición de Estados Unidos y declaraba desafiante que “de aquí al año que viene se va a encontrar el dinero de una manera u otra”.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>