El Gobierno aprovecha el Día Mundial contra el SIDA para atacar otra vez a la Iglesia

El Gobierno español sigue liderando la representación de quienes atacan a la Iglesia católica porque defiende la fidelidad y la abstinencia como las a…

El Gobierno español sigue liderando la representación de quienes atacan a la Iglesia católica porque defiende la fidelidad y la abstinencia como las armas preventivas más seguras en la lucha contra el SIDA. Aprovechando el día mundial contra esta enfermedad, celebrado este jueves 1 de diciembre con actos institucionales y cívicos en todo el planeta, la ministra de Sanidad, Elena Salgado, ha vuelto a atacar a la máxima institución de los católicos. El miércoles, durante la presentación de la campaña de su Ministerio con este motivo, Salgado insistió en la utilización del preservativo como única arma para prevenir la transmisión del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), y centró sus críticas en la Iglesia por no defenderlo. “La abstinencia y la fidelidad no son suficientes, y la Iglesia debe saberlo”, afirmó. En la misma línea, acusó a la jerarquía de confundir a los ciudadanos.

 

Una vez más, desde algunos sectores políticos y sociales, se intenta presentar la posición de la Iglesia, ante éste y otros temas de interés público, como algo que necesariamente debe afectar a toda la sociedad. Pero no es así, y todavía menos en un Estado aconfesional. Cuando desde la institución se difunden mensajes a favor de la fidelidad y la abstinencia en el ámbito matrimonial como valores mucho más eficaces que el preservativo, los destinatarios son aquellos ciudadanos que se sienten libremente católicos. De hecho, quienes cumplen los criterios de la Iglesia no necesitan para nada el preservativo. Cualquier intento de intentar cambiar esto choca con el marco de libertad y pluralidad en que se mueve la propia Iglesia católica, que orienta y ofrece criterios morales, pero nunca prohíbe nada a la sociedad.

 

Coincidiendo con esta fecha de referencia para la lucha contra el SIDA, se ha conocido recientemente un completo estudio realizado por los médicos especialistas Raul Alessandri, Zelig Friedman y Lliliana Trivelli, un completo análisis publicado recientemente en la revista LINACRE QUARTERLY .Entre otras conclusiones, los doctores, con experiencia internacional, aseguran que “hay fallos de bulto” en el enfoque sobre el preservativo, presentado mayoritariamente “como medio para un sexo más seguro y para proteger a nuestros jóvenes de esta epidemia”. Concretamente los expertos revelan, citando estudios recientes de Trussel et al., los condones se rompen o se deslizan con frecuencias del 14,6 por ciento. “Un estudio prospectivo empleando dos marcas de preservativos encontró que, de 405 unidades empleadas para las relaciones sexuales, el 7,9 por ciento o se rompió durante las relaciones o al retirarse, o bien se resbaló durante las mismas relaciones”. Por otro lado, el escrito constata que “la prueba de la permeabilidad ha mostrado que el látex no es impermeable a las partículas del virus VIH”.

 

Otro simple reparto de condones

 

A pesar de ello, en todas las campañas de comunicación, el eje de las iniciativas sensibilizadoras del Gobierno se reduce a un simple reparto de condones. ¿Esto es el plan contra el SIDA que anunció la propia ministra hace un año y medio, en julio de 2004? Cabe recordar que aquella promesa se realizó precisamente cuando Salgado presentaba una encuesta del Instituto Nacional de Estadística (INE) donde se demostraba con datos claros que, a base de más preservativos, no se reduce la enfermedad. La ministra incluso se mostró este miércoles partidaria de reanudar el debate sobre la posibilidad de instalar máquinas de preservativos en los centros educativos y en los supermercados, al lado de las cajas.

 

Por ejemplo, según ese trabajo del INE (organismo oficial del Estado), el sector de población entre 40 y 49 años de edad, que es el que presenta menos casos de SIDA (160,5 por cada 100.000 personas), es a su vez el que menos utiliza el preservativo (sólo el 31,5 por ciento). Sin embargo, en el grupo que más lo utiliza, que es el de 18 a 29 años (79,5 por ciento), la afectación es superior en un 50 por ciento (258 por 100.000). Esta cifra de afectados es aún mayor en el subgrupo más activo sexualmente, el de 25 a 29 años, ya que alcanza los 438 casos por 100.000 personas. Finalmente, en el grupo de ciudadanos entre 30 y 39 años, se llega a la proporción de 480 por 100.000. Estas cifras demuestran que el uso del preservativo no es suficiente cuando se multiplican las relaciones sexuales y éstas son “ocasionales”, una palabra que utilizó Elena Salgado al referirse en julio a la encuesta del INE. Esos contactos promiscuos, y no la ausencia del condón, son la raíz del contagio.

 

Coincidiendo con el Día Mundial, las Naciones Unidas, a través de Onusida, han hecho público un informe en el que revela que el SIDA está causando estragos por todo el mundo, con 40 millones de personas que conviven con la enfermedad. Además, en el último año, han muerto por esta causa 3 millones de seres humanos y el número de infectados con el VIH ha aumentado en 5 millones. Según el último informe de Onusida, los infectados.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>