El Gobierno central y la Generalitat inician los trámites para legalizar la prostitución

España puede convertirse en un auténtico “paraíso legal” de las mafias dedicadas a la inmigración de mujeres que luego son obligadas a prostituirse. L…

Forum Libertas

España puede convertirse en un auténtico “paraíso legal” de las mafias dedicadas a la inmigración de mujeres que luego son obligadas a prostituirse. Los proxenetas y los clubs se frotan las manos ante la iniciativa de la Generalitat de Cataluña y del Gobierno central, ambos socialistas, de legalizar la prostitución en Cataluña con vistas a ampliarla a todo el territorio español. Los representantes de Interior de ambos gobiernos, Montserrat Tura y José Antonio Alonso ya se han reunido para iniciar los trámites necesarios que permitan legitimar esta profesión. Mientras tanto, se suceden las noticias que informan sobre redes dedicadas al secuestro y prostitución de mujeres que han entrado ilegalmente en España, y sobre desarticulaciones y juicios a este tipo de mafias.

Cataluña, pionera

Tura ha manifestado que se trata de regularizar los locales, así como las condiciones de higiene y seguridad que han de ofrecer, y de regular los aspectos fiscales y laborales de las personas que viven de la prostitución. Sin embargo, de lo que se trata es de sentar las bases para que la prostitución sea legalizada en toda España. Cataluña, que está padeciendo especialmente el fenómeno de la prostitución en las carreteras de Girona, en la zona fronteriza con Francia, está especialmente interesada en ser la primera en legalizar a las trabajadoras del sexo. Legitimar su actividad resulta más cómodo, rentable y políticamente correcto que afrontar el problema con medidas como las que han puesto en funcionamiento Francia y Suecia, prohibiendo la actividad e incluso penalizando al cliente, y que han conseguido reducir el fenómeno buscando además soluciones imaginativas para “recolocar” a las prostitutas.

España, un “coladero”

La decisión de los gobiernos socialistas de Cataluña y España de iniciar los trámites para legalizar la prostitución no hace otra cosa que fomentar la actividad de los proxenetas y de las mafias que se dedican a entrar ilegalmente en España a mujeres destinadas al comercio del sexo. Tanto por el norte, huyendo de la restrictiva ley francesa, como por el sur, puerta de entrada a Europa, España se está convirtiendo en un “coladero” de mujeres inmigrantes ilegales que van a parar a los locales y megaclubs dedicados a la prostitución repartidos por todo el territorio español. Las últimas noticias sobre el tema recogidas por los medios así lo indican.

En Málaga y Zaragoza, agentes del Cuerpo Nacional de Policía han desarticulado un grupo organizado que se dedicaba presuntamente al secuestro de mujeres para obligarlas a prostituirse. Jóvenes rumanas con escasos recursos económicos en su país eran captadas por la red a través de falsas ofertas de trabajo en España. Después de facilitarles la documentación y los billetes de avión, eran recogidas a su llegada y secuestradas por la organización, que las recluían en diferentes lugares para ir a parar finalmente a clubes de alterne en los que se las obligaba a prostituirse. Los delincuentes no dudaban en emplear la violencia física y psíquica, así como agresiones sexuales, para mantener a las chicas en la red de prostitución.

Feminización de la inmigración ilegal

Precisamente estos días se está celebrando un juicio en Jerez contra una red de prostitución que actuaba, entre otros, en un hotel-club de El Puerto. La organización engañaba presuntamente a chicas rumanas para que vinieran a España a prostituirse. Por otra parte, la inmigración ilegal está entrando en los últimos años en un proceso de progresiva feminización. Así lo manifestaba este miércoles, 20 de octubre, el abogado y presidente de la asociación Córdoba Acoge, Francisco García Calabrés, en las jornadas sobre aspectos sociales y jurídicos de la inmigración femenina organizadas por la delegación de la Mujer. Las mujeres suponen ya un 45 por ciento del total de inmigrantes que residen en España, según García Calabrés, que también insiste en que un 70 por ciento de la prostitución en España es ejercida por mujeres inmigrantes, de las que el 80 por ciento carece de documentación.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar