El Gobierno de Berlusconi contempla dos medidas de ajuste que afectan a la banca y que en España son ‘tabú’

El pasado 30 de junio el Gobierno de Silvio Berlusconi aprobó un severo plan de ajuste fiscal para reducir el déficit valorado en 47.000…

Forum Libertas

El pasado 30 de junio el Gobierno de Silvio Berlusconi aprobó un severo plan de ajuste fiscal para reducir el déficit valorado en 47.000 millones de euros, a repartir en un plazo de cuatro años. El recorte será de 1.800 millones este año, 5.500 millones en 2012, y aproximadamente 20.000 millones cada uno de los dos siguientes años, 2013 y 2014.

Dentro de esas medidas, el Consejo de Ministros aprobó dos que afectan a la banca y que se harán efectivas si el Parlamento italiano les da luz verde a finales de julio: el Ejecutivo impondrá una tasa del 0,15% a las transacciones financieras, salvo en los casos de títulos del Estado, y otra del 35% a las operaciones de ‘comercio especulativo’ que realicen los bancos.

Llama la atención que un gobierno conservador como el de Berlusconi se atreva a marcar una línea de ajuste con el punto de mira en la gran banca, mientras en España, para el Gobierno progresista de José Luis Rodríguez Zapatero, este sea un tema ‘tabú’, aunque es cierto que también lo ha sido hasta ahora para la derecha.

El gran peso de la banca

La razón principal de este ‘hacer la vista gorda’ con los bancos tiene que ver con el hecho de que España es el país donde los bancos tienen más peso de Europa. Tanto es así que casi el 30% de la eurobanca es española, lo que viene a significar que las políticas económicas del Gobierno están de alguna manera en manos de la gran banca.

Entre las tímidas medidas que afectan a la banca en España se encuentran, por ejemplo, las nuevas normas que anunció el pasado viernes, 1 de julio, el comité internacional de supervisión bancaria de Basilea, por las que los bancos deberán hacer pública anualmente su política de retribuciones a ejecutivos mediante bonus.

Tendrán que revelar la cantidad de dinero a la que asciende el total de las remuneraciones vía bonus, así como el número de empleados que los reciben y los criterios que se emplean al ofrecer este tipo de compensaciones, entre otras cuestiones.

En cualquier caso, por ejemplo, las cajas que se están pasando a bancos están aprovechando la actual situación para adjudicarse unos sueldos astronómicos, como ha sucedido esta semana en el caso de Bankia, el grupo financiero liderado por Caja Madrid y Bancaja, donde la cúpula de sus tres primeros ejecutivos se repartirá 10,1 millones de euros.

Sin embargo, al mismo tiempo, Bankia cobrará dos euros al mes de comisión de mantenimiento de cuentas si el saldo medio no supera los 2.000 euros.

Ante este escenario, cabe preguntarse cómo se puede pretender que este Gobierno sea creíble y, al mismo tiempo, cómo no van a estar indignados los ciudadanos con la gran banca.

Hazte socio

También te puede gustar