El Gobierno de Canadá quiere legalizar el matrimonio gay mientras crece el rechazo a su aprobación

El Gobierno de Canadá ha presentado al Parlamento este martes, 1 de febrero, un proyecto de ley para legalizar los matrimonios entre personas del mism…

El Gobierno de Canadá ha presentado al Parlamento este martes, 1 de febrero, un proyecto de ley para legalizar los matrimonios entre personas del mismo sexo. El ministro de Justicia, Irwin Cotler, ha defendido la propuesta argumentando que se trata de un “gran paso” en la defensa constitucional de los derechos de las minorías. Sin embargo, desde diferentes instancias de la sociedad civil, desde la oposición, e incluso desde algunos miembros del mismo Partido Liberal crece el rechazo a su aprobación. Si se llega a aprobar, Canadá se convertiría en el tercer país en el mundo, junto con España, en poder casar a gays y lesbianas. Antes lo hicieron Bélgica y Holanda, aunque los belgas se pueden casar pero no adoptar niños.

“Esta legislación respetará y defenderá la carta de derechos (fundamentales) de todos los canadienses… El Gobierno no puede y no debe coger y elegir qué derechos va a defender y qué derechos va a ignorar… Si los derechos fundamentales de una minoría pueden denegarse, si una forma prohibida de discriminación bajo la Carta Magna puede retirarse, entonces, potencialmente también puede hacerse lo mismo con otras”, ha asegurado el ministro en rueda de prensa.

Cabe destacar que el ministro de Justicia ha manifestado, entre otras cosas, que la Ley de Matrimonio Civil presentada por el Gobierno de Paul Martín protege tanto los derechos de las minorías como la libertad religiosa, de tal modo que “ningún responsable religioso se vea forzado a llevar a cabo matrimonios contrarios a sus creencias… No se pedirá a ninguna iglesia, ningún templo, ninguna sinagoga, ninguna mezquita, ningún oficial religioso que realicen matrimonios” de este tipo.

Reacciones en contra

El matrimonio entre homosexuales ya está permitido en 8 de las 13 provincias de Canadá, pero la ley propuesta por el Gobierno sigue siendo controvertida y está provocando reacciones entre diferentes sectores de la sociedad. Desde las filas del opositor Partido Liberal, Vic Toews ha manifestado que en el proyecto de ley se protege a los religiosos pero no a los canadienses de a pie que no asisten a oficios religiosos y que tienen derecho a rechazar todo lo que tenga que ver con el matrimonio entre personas del mismo sexo. Según Toews, su partido intentará enmendar la ley, limitando el matrimonio a las uniones entre un hombre y una mujer, y ofreciendo al mismo tiempo a las parejas de gays y lesbianas plenos derechos bajo otro tipo de unión civil.

No tiene el Gobierno un camino totalmente allanado, al encontrarse con un Parlamento más dividido en esta cuestión de lo que parece a simple vista. Desacuerdos dentro del mismo Partido Liberal y de la oposición hacen pensar que podría saltar la sorpresa, aunque todo apunta a que el proyecto de ley se aprobará. El partido del Gobierno, que gobierna en minoría con 133 diputados, cuenta con el apoyo del Bloc Québécois (54 escaños) y con el del New Democratic Party (19). Por otra parte, la práctica totalidad del Partido Conservador (99 representantes) votará en contra.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>