El Gobierno de Cataluña rebaja las pretensiones de la Ley de Cultos

Fuentes del parlamentarias del tripartito han explicado que las enmiendas presentadas por el tripartito a la Ley de Centros de Culto y Lugares de reu…

Fuentes del parlamentarias del tripartito han explicado que las enmiendas presentadas por el tripartito a la Ley de Centros de Culto y Lugares de reunión con finalidades religiosas pretenden buscar “más consenso” con la sociedad y los representantes religioso para “evitar confusiones”.

Según las enmiendas presentadas ya no obligará a los ayuntamientos de los municipios a reservar espacios para equipamientos religiosos lo cual no evita que la administración local sí tenga que “prever” esas actuaciones como una posibilidad. El proyecto inicial contemplaba la obligatoriedad de prever en los planes de ordenación urbanística municipal suelo para admitir la ubicación de centros de carácter religioso.
Además, las nuevas enmiendas garantizan que se tenga en cuenta el grado de consolidación de los centros y su implantación ya que el objetivo es que la ley sea más “flexible” con los requisitos que deben cumplir los centros ya existentes. El objetivo de la ley, según las mismas fuentes, no es “cerrar masivamente los centros religiosos”. Esto lleva a la reflexión de si realmente tiene sentido una licencia especial para estos casos si ya se contempla su singularidad.
Asimismo la ley cambiará de nombre, se omitirá la alusión a “centros de reunión con fines religiosos” y quedará tipificada como “Ley de centros de culto” a las puertas de la fase previa de su aprobación.
Por otro lado, aunque de esta forma el polémico artículo cuarto queda suavizado, el Partido Popular opina que muchos municipios tienen prioridades más urgentes en sus planes urbanísticos, como la construcción de hospitales y equipamientos de primera necesidad no teniendo suficiente suelo edificable.
Una ley que pretende regular el derecho de libertad de religión
Forum Libertas ya informó que CiU presentó una enmienda total al proyecto que fue rechazada por el tripartito. En este nuevo trámite en el que los diferentes partidos políticos presentan sus enmiendas se pretende “reducir las grandes dificultades e inseguridades jurídicas que puede generar esta ley” tanto a “las confesiones religiosas como los ayuntamientos”, según matizaron fuentes de CiU entonces.
La ley tiene como propósito que por medio de una licencia administrativa específica para el culto el ayuntamiento pueda regular un derecho fundamental como es el de libertad de religión.
Asimismo la norma establece las mismas condiciones entre los más de 2.500 edificios católicos de Cataluña –algunos de los cuales tienen valor artístico, cultural e histórico- y los oratorios musulmanes o de Testigos de Jehová algunos de los cuales se encuentran en bajos de edificios. Por lo tanto regula de la misma manera lo que es radicalmente diferente.
La Comisión de defensa de los derechos religiosos de la asociación E-Cristians ya exigió en su momento que el Proyecto de Ley de Centros de Culto fuera retirado del Parlamento y, en caso de que se constatara la necesidad de un cuerpo legislativo sobre la materia, se elaborara buscando de manera clara y concreta la protección del derecho fundamental a la libertad religiosa de los ciudadanos.
Noticias relacionadas:

"Licencia para rezar": proponen una ley que permitirá a los Ayuntamientos ilegalizar parroquias

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>