El Gobierno español desoye el dictamen del Consejo del Poder Judicial y aprueba la ley de violencia doméstica

El Consejo de Ministros celebrado el 25 de junio ha dado luz verde al Anteproyecto de Ley Orgánica Integral de Medidas contra la Violencia Ejercida so…

El Consejo de Ministros celebrado el 25 de junio ha dado luz verde al Anteproyecto de Ley Orgánica Integral de Medidas contra la Violencia Ejercida sobre la Mujer, una polémica normativa que había sido rechazada el día anterior por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), quien destaca en su dictamen que la propuesta del Gobierno español contempla algunos puntos de posible inconstitucionalidad y discrimina a los hombres, a los ancianos y a los niños víctimas de malos tratos.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, pasadas las 14 horas, la vicepresidenta primera y ministra de la Presidencia del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, han comparecido ante los medios de comunicación para explicar algunos detalles de la aprobación de la ley. En una exposición con algunos tópicos, Fernández de la Vega se ha felicitado por el resultado de la votación y ha comentado que “sólo la igualdad puede acabar definitivamente con esta monstruosidad”, sin hacer ninguna mención explícita a la desigualdad que supone para los ancianos, niños y hombres que puedan sufrir también malos tratos el no estar contemplados por la ley. Para minimizar el contundente dictamen aprobado por el CGPJ, contrario a la ya aprobada ley, la ministra ha comentado que el resultado de la votación del Consejo del Poder Judicial “ha estado casi empatado”. Poco después, el ministro de Trabajo incidía en lo ya dicho por Fernández de la Vega y consideraba que era bueno, en este caso, haber aprobado “acciones de discriminación positiva que permitan hacer una discriminación negativa”, o sea, “utilizar el derecho desigualmente para alcanzar la igualdad”. Y proseguía afirmando que, precisamente por esto, “el Gobierno mantiene la filosofía del texto” que, según él, avalan todos los informes excepto el del CGPJ. Los informes a los que se refería Caldera son los del Consejo Económico y Social, el Consejo Fiscal, el Consejo Escolar y el Consejo de Estado. Concluía el ministro su intervención con respecto a este tema diciendo que el problema de la violencia doméstica “afecta a la mujer, no a los hombres… claro que los malos tratos también afectan a los menores, pero ésta es una ley que afecta a las mujeres solamente”.

No sólo afecta a la mujer

Sin embargo, las afirmaciones de los ministros comparecientes en la rueda de prensa no se ajustan del todo a la realidad, a tenor de las conclusiones del Consejo General del Poder Judicial y de las noticias de las que, en menor medida que las agresiones y asesinatos cometidos sobre mujeres, informan de tanto en tanto los medios de comunicación. Para empezar, precisamente porque “ésta es una ley que afecta a las mujeres solamente” es por lo que el CGPJ, entre otras irregularidades, la ha criticado y rechazado. El informe elaborado por José Luís Requero, vocal del CGPJ, valora la intención del legislador y entiende que los malos tratos exigen una respuesta enérgica del Estado de Derecho, pero considera que la ley “no es mala por lo que incluye, sino fundamentalmente por lo que excluye”. Además, los juegos de palabras esgrimidos por Caldera para justificar una ley que “utiliza el derecho desigualmente para alcanzar la igualdad”, no despejan las sombras de injusticia que para con los hombres, niños y ancianos tiene la nueva ley.

En el caso de loshombres, donde se argumenta que son mínimos los ejemplos de mujeres que los maltratan, habría que tener en cuenta las agresiones que se puedan dar en relaciones entre parejas gays. Precisamente, hace un mes se producía el primer caso de maltrato entre una pareja de homosexuales… y no será el último. En cuanto a los niños, por desgracia hay sobrados ejemplos de maltratos físicos y psíquicos que, en ocasiones, también acaban en muerte. Tal como informábamos recientemente, en lo que va de año 6 niños han sido asesinados por sus padres en España y, desde 1997, son 67 los menores muertos por esta causa. Por último, los ancianos son los grandes ignorados por la sociedad en lo que respecta a maltratos. La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), en su estudio Negligencia, abuso y maltrato en la vejez, pone de manifiesto la tremenda injusticia social que se comete en demasiadas ocasiones con nuestros mayores. María Teresa Sancho, miembro de la SEGG, afirma que “en España hay 7.200.000 personas mayores de 65 años. Entre un 3 y un 10 por ciento sufre situaciones de negligencia, de abuso o de maltrato. Y eso es mucho”. Aunque el porcentaje sea pequeño en relación al total, la cifra no es nada despreciable: estamos hablando de entre 216.000 y 720.000 ancianos que no son tratados con el respeto, la consideración y el cariño que se merecen. ¿Cuántos de ellos mueren como consecuencia de esos malos tratos?

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>