El Gobierno español desprecia los acuerdos de la OTAN

El Gobierno español sigue dando muestras de desorientación en política exterior. La OTAN acordó, ya hace unos meses, entrenar a las fuerzas de segurid…

El Gobierno español sigue dando muestras de desorientación en política exterior. La OTAN acordó, ya hace unos meses, entrenar a las fuerzas de seguridad iraquíes en una decisión que servía para que la Alianza Atlántica se implicase como bloque en la compleja reconstrucción de Irak. Pero algunos de los países miembros no cumplen este compromiso, entre ellos España. En el marco de la última cumbre de la organización militar, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel-Ángel Moratinos, ha reafirmado la posición española de no enviar ni un soldado a ese país y, por tanto, de no tener en cuenta los acuerdos de asistencia a los cuerpos armados. Por su parte, el secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, ha asegurado que "la decisión de España alegando una excepción nacional perjudica la credibilidad y la cohesión de la OTAN".

El argumento de la "excepción nacional", si consiste en que España ha cambiado de política bajo el criterio de que "no debería haber apoyado la invasión de Irak", no tiene nada que ver con la OTAN porque los acuerdos son posteriores y porque el posible envío de tropas nunca representaría volver a la situación anterior de presencia militar ordenada por el Gobierno de José María Aznar. Se trataría de una cuestión muy distinta. Además, esa presencia de tropas se inició después de la guerra y fue posteriormente avalada, antes del famoso 30 de junio, por una resolución de las Naciones Unidas que fue firmada también por España.

Con esta actitud, el ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, además de cometer un acto de deslealtad con la Alianza Atlántica, introduce un elemento más de confrontación en las deterioradas relaciones con Estados Unidos, como también se ha visto estos días en la reunión de Bruselas con las discrepancias explícitas y la frialdad en el contacto bilateral de los dos jefes de la Diplomacia. Prueba de ello es la supuesta larga lista de temas tratados, según la versión de Moratinos, en un encuentro con su homólogo estadounidense que, según fuentes independientes, no duró más de 10 minutos. El ministro español de Asuntos Exteriores afirmó, por otro lado, que España es el país que dará más dinero para organizar las elecciones iraquíes, previstas en principio para finales de enero. Pero esto tampoco convence a Estados Unidos, ya que Powell entiende que los compromisos incumplidos no se compensan a base de dólares.

Tras esta cumbre, la OTAN pasará de los 60 efectivos que tenía hasta ahora en Irak a 300, una cifra que, sin embargo, sigue estando lejos de los 1.000 que, según las previsiones iniciales, se necesitarían para la formación y preparación de policías y fuerzas de seguridad iraquíes. Los países europeos que más han aportado son, de momento, Noruega, Holanda, Hungría y Polonia. Con este dato en la mano, el secretario de Estado norteamericano se mostró "extrañado por el hecho de que, de repente, alguien que es miembro de la Alianza diga que no puede enviar a nadie a Irak porque tiene una excepción nacional". También recordó que los Estados "no pierden la soberanía" sobre sus soldados al enviarlos dentro de un equipo internacional como la OTAN. La cumbre, en cualquier caso, no sirvió para que el Gobierno español modificase su actitud. Los otros países que se niegan a enviar efectivos a Irak son Turquía, Francia, Alemania, Bélgica y Grecia.

El secretario general de la Alianza Atlántica, el holandés Jaap de Hoop Scheffer, explicó el jueves en rueda de prensa que ya había manifestado en el pasado su opinión de que el personal internacional integrado en la organización debe poder participar en las misiones. "Sobre la cuestión de Irak, hubo diferencias de opinión. Pero cuando la OTAN decide una operación por consenso, no se debe retener al personal", aseguró en referencia a la negativa española. Hay que recordar, en la misma línea, la famosa frase del propio secretario general hace unos meses: "Si el Gobierno provisional iraquí nos pide colaboración militar, no podemos negarnos".

Elementos para la preocupación

Con este contexto en el que priman las relaciones con el eje francoalemán y la beligerancia antiestadounidense, surge una pregunta obligada que este periódico ya se hacía recientemente: ¿Qué pinta España en una OTAN que entrena al ejército iraquí? ¿Qué país europeo ayudará al Gobierno español teniendo en cuenta que los intereses económicos de Alemania son contrarios a los de España y que el canciller Gerhard Schröder necesita a su homólogo francés pero no a Zapatero? Pero España debería pintar en la Alianza Atlántica si se tiene en cuenta que forma parte de esta organización desde 1980 y, tras un referéndum que avaló el ingreso en 1986, también se integró en la estructura militar en 1998, durante la primera legislatura de Aznar, en una votación parlamentaria que contó con el mínimo consenso exigido, ya que el Partido Socialista (PSOE) se unió al Partido Popular (PP) y apoyó la propuesta.

En definitiva, el giro en la política exterior española de los últimos meses ya tiene suficientes elementos que justifican la preocupación. Las declaraciones de Zapatero en Túnez pidiendo a todos los países que abandonen Irak, el conocido incidente diplomático provocado por la descortesía del ahora presidente cuando pasó la bandera estadounidense en el desfile militar del 12 de octubre de 2003, la nueva posición sobre el conflicto del Sáhara (ahora sin posicionarse tan claramente a favor del referéndum de autodeterminación, que había sido línea de continuidad de todos los gobiernos españoles desde 1975) y su apuesta por reducir su posición en Europa a el frente común con Francia y Alemania son sólo algunos ejemplos que ahora se unen a la negativa a colaborar con la OTAN. La renuncia o destitución de Moratinos es cada día una condición más indispensable para que Zapatero pueda reorientar sus relaciones internacionales.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>