El Gobierno socialista descuida a los niños en cuidados paliativos

Sólo Cataluña, Madrid y la isla de Gran Canaria disponen de unidades de cuidados paliativos especializadas en menores. Los niños …

Sólo Cataluña, Madrid y la isla de Gran Canaria disponen de unidades de cuidados paliativos especializadas en menores.

Los niños siguen siendo uno de los grupos más vulnerables en España aunque los dispositivos de cuidados paliativos han aumentado. Al año, entre mil y dos mil niños precisan este tipo de atenciones y según la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (Secpal) son pocos los que la reciben de forma especializada.
Según Secpal, España suspende en dotación de paliativos pediátricos y en número de unidades tanto públicas, privadas o concertadas. Los niños siguen siendo los grandes perjudicados aunque es verdad que ha habido un incremento de las 257 unidades en el 2004 a las 417 actuales, lo cual constituye un aumento del 65%.
La presencia de una enfermedad avanzada, progresiva e incurable; la falta de posibilidades de respuesta al tratamiento específico; la presencia de numerosos síntomas; un gran impacto emocional -tanto en el paciente, su familia y el equipo terapéutico-; y un pronóstico de vida inferior a seis meses son las características que definen las enfermedades que requieren de cuidados paliativos.
El cáncer, el sida, las enfermedades de motoneurona y la insuficiencia específica orgánica (renal, cardiaca, hepática, etcétera) son algunas de las enfermedades a las que el Gobierno descuida la mejora de sus cuidados paliativos.
Tan alertador es este asunto que Javier Rocafort, presidente de Secpal, advertía en un informe en 2008 que “estamos lejos de dar la cobertura que necesitan a todos los menores que precisan esta atención”.
Este hecho contrasta con la atención que suele prestar la Ejecutiva socialista a aquellas voces que piden la legalización de la eutanasia. Un tema que despierta acalorados debates en la sociedad y que muestra su contrapunto con la poca atención que se presta a los niños necesitados de cuidados paliativos.
El dolor de las familias
El sufrimiento y el dolor al final de la vida siempre es duro, pero se acentúa en el caso de los niños. El impacto que tiene la enfermedad en ellos y en sus familias es atroz.
Sumado a este sufrimiento existe el hecho de que “en el caso de los menores el sitio idóneo para recibir la atención de los cuidados es en el domicilio”. Así lo confirmaba el presidente de la sociedad en Madrid, Alejandro Gándara.
Este dolor encuentra un ejemplo en el caso que presentaba el periódico El país en su artículo del sábado, 10 de octubre: una niña de tan sólo 13 años tuvo que enfrentarse a un cáncer y pasar por una larga agonía, la mayor parte del tiempo en el hospital. Lejos de su familia y del calor de su hogar la niña tuvo que vivir en la frialdad de una habitación de hospital sin recibir atención especializada para niños. Una situación por la que pasan a diario muchos niños en toda España.
La falta de profesionales
Hace poco más de un año el Parlamento Europeo realizó un estudio basado en 27 países miembros en el que hacía un llamamiento sobre la ausencia de un título oficial que acreditara a los profesionales capacitados para los cuidados paliativos.
Alejandro Gándara decía en una conferencia que “falta información en las facultades de medicina y de enfermería, y tampoco hay especialización”.
Los expertos afirman que se ha demostrado que los equipos de cuidados paliativos controlan los síntomas y alivian el dolor y el sufrimiento tanto de los afectados como de sus familiares.
“Ahora que hemos conseguido aumentar el número de dispositivos tenemos varios retos: crear unidades de referencia en grandes hospitales universitarios, acreditar profesionalmente, mejorar la dotación de recursos para niños e igualar los cuidados en todo el territorio español”, concluyen los expertos.
Noticias relacionadas:
Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>