El gran silencio del Día del Sida en España: los gays son el 2% de la población pero representan el 46% de contagios

Cuando se cumplen 30 años desde que se inició la epidemia del sida, los diagnósticos de contagios del VIH y del número de …

Forum Libertas

Cuando se cumplen 30 años desde que se inició la epidemia del sida, los diagnósticos de contagios del VIH y del número de personas que desarrollan esta enfermedad han decrecido en términos globales en el mundo y, en concreto, también en España. Sin embargo, las infecciones provocadas por este virus han aumentado significativamente entre el colectivo de homosexuales, según datos del Ministerio de Sanidad español.

La ministra de Sanidad en funciones, Leire Pajín, reconoció este martes, 29 de noviembre, el incremento de siete puntos porcentuales en un año de los contagios de VIH que afectan a los homosexuales. Así, a pesar de ser tan sólo el 2% de la población, los gays representan el 46% de los nuevos casos diagnosticados en 2010.

La incidencia de nuevos diagnósticos de VIH en hombres que tiene relaciones con hombres en los últimos años es muy preocupante, hemos de buscar intervenciones innovadoras para frenar esta tendencia”, reconocía Pajín en una entrevista publicada por la revista ZUM, editada por la Secretaría del Plan Nacional sobre el Sida, del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad.

Durante la presentación de la campaña preventiva ‘30 años de logros. 30 años de retos’, Pajín informó de que un porcentaje similar al de los contagios dentro del colectivo homosexual fueron casos diagnosticados de forma tardía, con la infección ya avanzada (45%).

En cuanto a las cifras de infecciones en 2010, la ministra en funciones destacó que se produjeron 2.097 nuevos contagios de VIH y 1.162 personas desarrollaron el sida, lo que indica un “progresivo declive” de la epidemia.

Desde que se conoció la enfermedad, se han notificado en España 80.827 casos y se calcula que hay entre 120.000 y 150.000 infectados, 35.000 sin saberlo.

Aumenta en los jóvenes

Por su parte, el director del Plan Nacional sobre el Sida, Tomás Hernández, señaló que el aumento de contagios entre gays se debe al menor uso del preservativo. “Hay hombres que están manteniendo relaciones sexuales con hombres sin condón. El riesgo es mayor y un descuido mucho más peligroso para ellos porque el porcentaje de personas infectadas de VIH en este colectivo es bastante más elevado”, subrayó.

Al mismo tiempo, el vicepresidente de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas, José María Miró, destacó que los homosexuales o bisexuales contagiados suelen ser jóvenes y con un nivel educativo elevado, pero “se han relajado ante la infección de VIH, bien porque no vivieron los años duros del sida, bien porque tienen la percepción de que existe un tratamiento eficaz contra el virus”.

El balance de Sanidad revela que, aunque la edad media de los nuevos diagnósticos es de 35 años, el número de infecciones en menores de 20 años aumenta ligeramente.

El condón no es suficiente

Pajín advirtió de que si siguen aumentando las infecciones de hombres que tienen sexo con hombres, probablemente por una “relajación” de las precauciones, la situación “podría empeorar en los próximos años”.

En cualquier caso, los mensajes de los responsables del Ministerio de Sanidad van en la línea de que la causa de este incremento es que no toman las precauciones necesarias, es decir que no usan lo suficiente el preservativo, que es prácticamente el eje central de sus campañas.

Considerando que este factor es cierto y digno de ser tenido en cuenta, también lo es que el análisis que hace el ministerio es parcial para que resulte políticamente correcto, ya que es bien sabido que el uso del preservativo como única herramienta de prevención no garantiza el éxito.

Otros factores que tienen una gran incidencia en el aumento de contagios son, por una parte, el aumento de la promiscuidad entre los gays, en gran medida potenciado por el ambiente social y político que lo facilita.

Por otra parte, las características peculiares de la relación sexual de los gays en sí misma, que comporta una penetración, a su vez implica un riesgo añadido que no se manifiesta en las relaciones heterosexuales, ya que el aparato genital femenino está preparado para ese tipo de relación. Pero, en el caso de las relaciones homosexuales, puede provocar con una cierta facilidad desgarros que derivan en problemas para la salud.

La televisión pública calla

Cabe resaltar también que esta realidad del aumento de contagios por VIH entre los homosexuales está siendo prácticamente silenciada sistemáticamente por las televisiones públicas, como en los casos de TVE, o de TV3 en Cataluña.

Al mismo tiempo, hay que recordar que el sida es una típica enfermedad, como otras, que está estrechamente conectada a los hábitos de vida, y cuando hay conductas de riesgo las posibilidades de contagio aumentan. Por el contrario, las personas que no son promiscuas y mantienen relaciones de fidelidad tienen un riesgo cero, a no ser que una de las dos partes no cumpla este requisito o esté contagiada de antemano sin decirlo.

En cualquier caso, es una más de las enfermedades que la sociedad genera, entre otras razones, a través de sus malos hábitos, como se observa también en las enfermedades de transmisión sexual o, con otros tipos de causas, en los casos de aumento de la obesidad, de enfermedades cardiacas, del cáncer a causa del consumo de tabaco, etc.

Hazte socio

También te puede gustar