El hombre y el animal, de Leopoldo Prieto López

Quizás, a día de hoy, sean pocos los que se atrevan a decir que el mono viene del hombre por miedo a ser acusados de maltratar psicol&o…

Quizás, a día de hoy, sean pocos los que se atrevan a decir que el mono viene del hombre por miedo a ser acusados de maltratar psicológicamente a los animales. Lo que se atisba en el horizonte es que algunos hombres pidan ser tratados como “animales” a la espera de conseguir los mismos derechos que ahora se defienden para los monos.


Las fronteras que separan al hombre del animal cada vez son más confusas en el universo mental de algunos. Pero esa confusión es alimentada por algunas “mentes pensantes” que, desde prejuicios materialistas, para elevar al animal humillan al hombre. Peter Singer y su “Proyecto gran simio” es quien ha alcanzado una mayor relevancia en ese aspecto y sus propuestas han llegado incluso al Parlamento español (tan cierto como triste).


Leopoldo Prieto nos ofrece en este libro un interesante estudio sobre las antropologías de orientación biológica. Se trata de un trabajo en el que sobresale la meticulosidad en el estudio de los diferentes autores (Desmond Morris, Peter Singer, Haeckel, von Uexküll, Portmann…). El autor nos expone de forma rigurosa y ordenada las principales ideas de los autores. También confronta sus tesis con las de la fe católica y aquí y allá ofrece interesantes consideraciones sobre qué es conocer o sobre el alma y sus potencias.


Pero, además, el autor sabe aprovechar los datos que aporta la biología y la etología sobre el hombre. No se encierra en una concepción materialista sino que, desde los postulados aristotélicos de que el alma informa el cuerpo, señala cómo éste apunta a la espiritualidad del hombre.


Y el autor se fija en dos rasgos principales: la inespecialización morfológica del cuerpo y la indeterminación de la voluntad que, desasistida del instinto animal, necesita de la razón para conducirse. De esa manera se muestra cómo el dato biológico humano, lejos de colocar al hombre al mismo nivel que el resto de los vivientes, lo que hace es referirnos a un orden espiritual del que también es signo.


El organismo humano tomado en su conjunto y complejidad es revelador de su carácter espiritual y basta con fijarse en una mano para descubrir que este “pedazo de material biológico” se las tiene que haber con la realidad de un modo muy distinto a una zarpa.


Libro interesante que aporta abundante información, nos pone al día sobre las corrientes y pensadores actuales y apunta ideas para una justa reflexión sobre el hombre.

EL HOMBRE Y EL ANIMAL

Leopoldo Prieto López

BAC

572 páginas

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>