El homosexualismo político magnifica y tergiversa el turismo gay

Según unos datos que ha hecho pública la la IGLTA (Asociación Internacional de Turismo de Gays y Lesbianas, por sus siglas en ing…

Según unos datos que ha hecho pública la la IGLTA (Asociación Internacional de Turismo de Gays y Lesbianas, por sus siglas en inglés) los turistas homosexuales gastan entre un 60% y un 70% más que el resto y su estadía promedia el doble.

De hechop, según informa la agencia DPA alemana la crisis global no ha afectado al avance del turismo homosexual: mientras el mercado se contrae, el segmento diseñado a medida de gays y lesbianas supuestamente sigue inmune e incluso crece a juzgar por lo que se deriva de la ITB de Berlín, una de las ferias de turismo de referencia del mundo.

“El turista gay no se distingue del resto, que sobre todo busca atractivos naturales y culturales. Pero particularmente pretende poder desarrollar sus actividades sin ser señalado”, explicó a la agencia DPA Pablo De Luca, presidente de la Cámara de Comercio Gay Lésbica Argentina. Según De Luca, en Buenos Aires las estadísticas indican que el turista gay deja en promedio un 15% más de gasto que el heterosexual. Por eso ahora el objetivo es que “haya un derrame hacia otras ciudades del interior del país”, sostiene

"La pregunta es: ¿por qué tenemos un stand específico? Es sólo por una cuestión de temas de interés, no porque seamos un gueto. De todas maneras, gueto significa abrazo. Y, por afinidad, nosotros nos juntamos en un gran abrazo", considera De Luca, único latinoamericano en el directorio de la IGLTA.

El lobby homosexual sigue intoxicando

La IGLTA y la Cámara de Comercio Gay Lésbica Argentina forman parte de la campaña sistemática de intoxicación que hacen los lobbies homosexuales. ¿En qué sentido?, presentan aspectos siempre positivos del hecho de ser homosexual, de tal manera que este grupo es siempre mucho mejor que el heterosexual. Hablamos ahora del turismo, pero también de la sensibilidad, la capacidad educadora, etcétera. Esto la televisión lo remata, ya que es difícil que aparezca un homosexual malo: la memoria no recuerda, por ejemplo, un asesino homosexual, y aunque aparecen muchos personajes de tendencia homosexual son todos buenos, agradables y se hacen querer.

Sin embargo, cabe reflexionar en torno al hecho de que los homosexuales son un grupo muy reducido en el conjunto de la población. Entre el 2 o el 3% (como mucho) en todos los países donde hay datos fiables.

Además, en el colectivo homosexual hay ricos, de clase media y pobres, como todo el mundo. Evidentemente, el 2 o el 3% no hace turismo internacional. Sí es cierto que los homosexuales, como no tienen hijos, no invierten en el futuro de la sociedad, ni en el mantenimiento del Estado del Bienestar, sino que lo consumen en la situación actual. Pero la masa que esto genera a escala internacional es tan mínima que solamente tiene impacto cuando se trata en una pequeña localidad, pero que a nivel global no tiene ninguno. Por ejemplo, el impacto del turismo sexual en España es poco, pero en la localidad costera catalana de Sitges es mucho porque es foco de encuentro de personas con tendencia homosexual. No obstante, es un impacto mínimo en el producto turístico global. Solamente cuando aparece concentrado en una pequeña zona en particular puede parecer importante, pero a escala de los turismos estatales y mundiales es marginal.

Según el planteamiento de la Cámara de Comercio Gay Lésbica Argentina los homosexuales no registran los estragos de la crisis. Es decir, no hay parados homosexuales, no hay homosexuales que hayan visto reducido su salario, ni empresas que tengan dificultades… lo cual es un absurdo.

Esto hay que denunciarlo porque es una manipulación de la realidad. Uno puede explicar sus ideas, pero otra cosa es engañar sobre los datos reales.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>