El juramento de la Guardia Suiza: 30 nuevos reclutas y una ceremonia llena de color

Treinta nuevos guardias suizos y su vicecomandante juraron el juevesfidelidad al Papa en el Vaticano. A la ceremoniaasistieron miembros de la Curia Ro…

Treinta nuevos guardias suizos y su vicecomandante juraron el juevesfidelidad al Papa en el Vaticano. A la ceremoniaasistieron miembros de la Curia Romana, la presidenta de la Confederación Helvética, Doris Leuthard, y familiares de miembros del "ejército más pequeño del mundo". Antes de la jura, Benedicto XVI se reunió con la presidentaLeuthard, con quien analizó la situación económica mundial y el diálogo interreligioso.

El juramento de los reclutas se celebra todos los años el día 6 de mayo, en conmemoración del Saqueo de Roma (1527), cuando murieron 147 guardias suizos por defender al papa Clemente VI del asalto de las tropas mercenarias (la mayoría de ellas alemanas y también suizas) del emperador español Carlos V (que pidió perdón al Papa,rival político en Italiay habitual aliado de la enemiga Francia).

Eljueves,además de los reclutas, también juró el nuevo vicecomandante de la Guardia Suiza, William Kloter. Suele celebrarse al aire libre, en el Patio de San Dámaso, pero por la lluvia se trasladó el acto al Aula Pablo VI, donde el Papa celebra las audiencias multitudinarias.
En el juramento, los soldados alzan tres dedos de la mano derecha para simbolizar la Trinidad, mientras con la mano izquierda estrechanla bandera de la Guardia.Los guardiasse comprometena servir fiel y lealmente al papa Benedicto XVI y a estar dispuestos "sacrificar su propia vida".
Los uniformes abigarrados fueron diseñados por Miguel Ángel, y forman parte del paisaje renacentista del Vaticano,sus palacios y museos.

La Guardia Suiza está compuesta por 110 miembros, exclusivamente hombres, aunque su comandante, Daniel Anring, no descarta que "en un futuro" pueda abrir sus filas a las mujeres.

Fue creada en 1506, cuando el papa Julio II negoció con los cantones helvéticos católicosel envío de voluntarios para formar un contingente estable en Roma, como guardia personal y de su residencia. Después del lamentable caso delSaqueo de Roma por parte de mercenarios descontrolados de Carlos V,Pablo III renovó la formación en 1548 con 225 hombres. Un destacamento incluso fueenviado por Pío V a combatir contra los turcos en Lepanto, donde consiguieron arrebatar dos banderas enemigas.

Pío VI disolvió la Guardia antes de irse al exilio en 1798, bajo la opresión napoleónica.Pío VII volvió a formarla en 1801 pero con sólo 64 soldados, que León XII aumentó a 200 en 1824.

Los soldados de la Guardia papal deben ser oriundos de algún cantón suizo, católicos, solteros en el momento de su incorporación al servicio, tener entre 20 y 30 años y medir al menos 1,74 metros. La duración mínima de servicio es de dos años.
Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>